Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Wallbox lanza Quasar 2, un nuevo cargador para coches eléctricos / CEDIDA

Wallbox lanza un nuevo cargador para coches eléctricos a prueba de apagones

La compañía diseña un producto específico para el mercado estadounidense para consolidarse en el país

3 min

Wallbox ha presentado en la feria de electrónica CES su nueva generación de cargador Quasar. El Quasar 2 es un punto de carga bidireccional específicamente pensado para el mercado estadounidense, donde es habitual que las casas sufran apagones de corriente eléctrica, y supone una mejora respecto al primer modelo Quasar lanzado en 2020.

Con esta tecnología anti-apagones, la compañía espera posicionarse como uno de los principales proveedores de cargadores para coche eléctrico en el mercado americano. Desde su lanzamiento en 2015, Estados Unidos se ha convertido en uno de los territorios clave para la marca. Así, en el tercer trimestre de 2021, Wallbox registró ventas por valor de 1,9 millones de dólares en EEUU.

Gestionar mejor la energía

El Quasar 2 está diseñado para permitir a los usuarios gestionar mejor la energía. Los consumidores podrán usar la electricidad almacenada en su vehículo eléctrico cuando ésta sea más cara y, al contrario, permitirá recargar el vehículo en horas valle.

La solución puede cargar y descargar a una velocidad de 11.5kW/48Amp, siendo más potente que su antecesor. Este nuevo producto también es compatible con el sistema CCS, el más popular en la nueva generación de vehículos eléctricos en Europa.

Sin fecha de comercialización

"La carga bidireccional puede abrir numerosas oportunidades para una gestión más inteligente de la energía en el hogar", ha explicado Enric Asunción, cofundador y director general de Wallbox.

Por el momento, el fabricante no ha desvelado ni el precio ni la fecha de inicio de comercialización de Quasar 2. En marzo de 2021, la compañía anunció una fuerte inversión para su nueva fábrica catalana, y también comunicó que prevé instalar otra factoría en Texas (EEUU). Además, el pasado 5 de octubre la startup catalana dio el salto a Wall Street a través de un  vehículo de inversión de propósito especial --spac, por sus siglas en inglés--.