Menú Buscar
Imagen de la aplicación de servicios VTC Uber con tráfico en una calle de Barcelona de fondo / CG

Primer paso para 'tumbar' la licencia de Colau a las VTC

El TSJC admite a trámite el recurso de Unauto para suspender el reglamento de movilidad promovido por la alcaldesa de Barcelona

10.07.2018 13:27 h.
3 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado el primer paso para tumbar la licencia de Ada Colau a los vehículos de alquiler con conductor (VTC). La instancia judicial ha admitido a trámite el recurso de la patronal Unauto contra el reglamento de movilidad aprobado por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) el 26 de junio.

Según ha informado la propia Unauto, el TSJC ha dado hoy, martes 10 de junio, vía libre al recurso contencioso que presentó la organización empresarial contra la norma, que limita el número de vehículos VTC, los que utilizan Uber o Cabify, entre otras plataformas, en Barcelona y su conurbación. "Las VTC están autorizadas a realizar transporte discrecional de viajeros hasta nueve plazas en servicios urbanos e interurbanos en todo el territorio nacional", ha recordado la entidad empresarial. "Unauto colaborará siempre con la administración y la normativa vigente al tiempo que defenderá sin titubeos ante la justicia nuestros derechos allí donde entendamos que son vulnerados", ha agregado.

"Pérdidas económicas"

Unauto ha defendido siempre que el decreto del AMB era irregular porque este ente "no tiene competencias" para ordenar el transporte de viajeros. "Ha generado inseguridad jurídica y pérdidas económicas a todos los que confirmamos el sector del alquiler con conductor", recalcó la patronal poco después de la aprobación de la nueva normativa.

La organización empresarial cifró la pérdida de empleos en 1.300 puestos de trabajo. Cabe recordar que si la doble licencia acaba manteniéndose en vigor, sólo podrán circular por la provincia de Barcelona unos 400 vehículos VTC, la mitad que los actuales. Ello dejará sin espacio a plataformas como Cabify o Uber para operar, pues éstas necesitan más coches para poder ofrecer su servicio a los pasajeros.

Los taxistas, a favor

Estos argumentos han sido contestados por los taxistas de Barcelona. Los conductores insisten en que la medida aprobada por Ada Colau en calidad de presidenta del AMB viene a blindar el espíritu de la modificación del reglamento de ordenación de transporte terrestre (ROTT), que el Gobierno elevó a rango de ley en abril. Aseguran que la doble licencia a las VTC ayudará a asegurar que no se supere la proporción de un vehículo de este tipo por cada 30 taxis, equilibrio que, según ellos, se ha superado.

Asimismo, agregan que las plataformas que trabajan con estas habilitaciones realizan captación ilegal de pasajeros, cuando el espíritu del permiso VTC es el de transportar personas de un punto a otro con una ruta predeterminada. Temen, también, por sus puestos de trabajo al considerar que el sector rival incurre en "competencia desleal".