Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia / EUROPA PRESS

Los tributos de la factura del agua ya han subido un 102% en Barcelona desde 2015

El nuevo incremento tarifario, del 4,02%, supondrá que tres de cada cuatro euros del recibo correspondan a conceptos ajenos al servicio

3 min

El agua es un bien escaso y muy preciado, en especial en Barcelona, donde los tributos de la factura se han disparado un 102% desde 2015; es decir, se han duplicado en siete años, un periodo que coincide con el mandato de Ada Colau al frente del ayuntamiento barcelonés y del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Ahora, el nuevo incremento tarifario anunciado, del 4,02%, supondrá que más de tres de cada cuatro euros (77,3%) del recibo corresponderán a conceptos de la Administración.

La tarifa del agua se ha reducido en más de un 5% en el periodo 2015-22, pero no lo han hecho los impuestos y las tarifas añadidos y ajenos al servicio que presta Aigües de Barcelona. Por ejemplo, el IPC ha subido un 12%; la tasa de alcantarillado –que recoge el ayuntamiento— se ha disparado un 84% y la tasa de tratamiento de residuos (TMTR) –que recauda el AMB— ha escalado un 16%. Del mismo modo, la tasa por el servicio de recogida de residuos (TRR) municipales generados en domicilios particulares de Barcelona incrementó la factura otro 18,5%. Esta la aprobó el consistorio sociocomún en plena pandemia.

¿Cuánto pago en impuestos en la factura del agua?

Con estos datos sobre la mesa, ¿cómo se desgrana una factura tipo de un ciudadano de Barcelona –hogar con tres miembros y un consumo doméstico de 7 metros cúbicos— de un importe aproximado de 55 euros cada dos meses? Pues casi 43 euros (77,3%) corresponden a conceptos de la Administración y, de ellos, la mitad se pagan por cuestiones ajenas a la gestión del agua.

Estos casi 43 euros (42,7 euros, para ser precisos) se distribuyen del siguiente modo: 12,7 euros (23%), se destinan a la TRR, el alcantarillado y la tasa del subsuelo; 10,4 euros (18,8%) se van a la TMTR; 7,3 euros (13,3%) van a parar al canon del agua y otros de la Agencia Catalana del Agua; 5,9 euros (10,6%) se destinan a la compra de agua ATL; 4,9 euros (8,8%) corresponden al IVA, el IRPF y la Seguridad Social; otros 1,1 euros (2%) terminan en el AMB en concepto de canon y los 40 céntimos restantes (0,7%), se reparten entre otros conceptos.