Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Phil Shawe,  CEO y fundador de Transperfect y la plataforma Citizens for a Pro-Business Delaware

Empleados de TransPerfect lideran la lucha contra la parcialidad del sistema

Citizens for a Pro-Business Delaware nació a raíz del caso de la multinacional para defender los intereses de los trabajadores ante la posible venta de la compañía a fondos buitre

4 min

Cuando muchos creían que el caso TransPerfect ya había terminado, parece que la lucha de los trabajadores y extrabajadores de la multinacional de traducciones no ha hecho nada más que empezar. La plataforma ciudadana Citizens for a Pro-Business Delaware ha presentado en Wilmington una propuesta de reformas legales que tienen como objetivo recuperar el prestigio y la neutralidad del sistema judicial de Delaware. Estos quedaron en entredicho tras algunas decisiones polémicas del juez de la Corte Suprema de Delaware Andre Bouchard.

Citizens for a Pro-Business Delaware nació a raíz del caso TransPerfect para defender los intereses de los trabajadores ante la posible venta de la compañía a fondos buitre. Actualmente está formado por empleados y exempleados de la compañía, residentes de Delaware y personas del sector de los negocios del propio Estado. Todas ellas suman más de 2.700 personas. Resuelto el conflicto accionarial, ahora la plataforma ha ampliado su lucha y, más allá de poner su foco en el caso TransPerfect, quiere restaurar la neutralidad y las buenas prácticas del sistema judicial de Delaware. La organización está presidida por Miranda Wessinger, antigua directora de eventos globales de TransPerfect en Atlanta.

El caso TransPerfect

El litigio de TransPerfect que puso en peligro a más de 5.000 puestos de trabajo en todo el mundo, 500 de ellos en Barcelona, finalizó cuando Phil Shawe, actual CEO y fundador de la empresa, compró el 50% del accionariado. Hasta entonces estaba en manos de su exmujer Elisabeth Elting. Shawe se quedó así con la totalidad de la compañía y recuperó su estrategia de negocio. No obstante, el proceso judicial en el que estuvo involucrada la compañía puso en entredicho la reputación del Estado de Delaware, donde TransPerfect tenía la sede administrativa antes de trasladarla a Nevada por su disconformidad con el sistema judicial estatal. 

Durante el conflicto judicial, el Estado de Delaware liderado por Bouchard tomó decisiones que ponían en duda su imparcialidad e insinuaban que varias firmas de abogados se habrían podido lucrar con el consentimiento del juez Bouchard. Este mismo juez tomó la decisión de ocultar al público el expediente judicial del caso una vez éste ya había concluido, incurriendo así en una decisión absolutamente inusual y que se salía de la ley judicial según afirmaron varios expertos. A día de hoy, el expediente sigue siendo inaccesible al público, algo que ha alimentado las sospechas sobre la gestión judicial del caso

Pérdida de neutralidad

En este contexto de decepción y frustración por parte de la ciudadanía de Delaware, la Cámara de Comercio de Estados Unidos publicó un ranking de neutralidad de los sistemas judiciales del país donde Delaware bajaba de la primera posición a la undécima, dejando en evidencia las últimas decisiones tomadas por el Estado.  

A pesar de las circunstancias adversas, la compañía de Phil Shawe sigue creciendo de forma exponencial y los primeros tres meses de 2019 registró unos ingresos de más de 140 millones de euros, lo que implica un incremento de más del 8% con respecto al mismo periodo del año anterior. 

 

Destacadas en Business