Menú Buscar
Una de las tiendas Double Agent, integradas junto a Shana y Friday's Project en el grupo Comdifil / CG

La textil Shana deberá fabricar más para terceros

La administración concursal de Comdifil, el grupo que controla esta marca, también abre la puerta a reforzar las ventas ‘on line’

2 min

El concurso de acreedores de la textil Comdifil, grupo propietario de marcas tan conocidas como Shana o Friday’s Project, está en plena fase de convenio. Los gestores de la insolvencia, el bufete Forest Partners, ultiman una propuesta con los deudores que abre la puerta a que la compañía fabrique más para terceros.

Julian Imaz, propietario de la empresa, había empezado en Portugal la producción de ropa básica para grandes firmas del sector como Inditex, Mango o El Corte Inglés. Era uno de los millares de proveedores que estas firmas tienen en todo el mundo. Pero la insolvencia reconocida en octubre fue un lastre para conseguir nuevos contratos.

Más venta ‘on line’

Los gestores de Comdifil recuerdan que se trata de un negocio con unas ventas muy estables, aunque el margen de beneficio por cada prenda fabricada sea bajo. Fuentes cercanas al bufete indican que podría representar unos ingresos básicos para la nueva etapa que se abre en la compañía, cuya facturación principal se sustentaría con ganar presencia en tiendas multimarca.

En este mismo sentido, la nueva estrategia para la textil también pasa por reforzar la venta directa a cliente. La comercialización on line, básicamente, que se había aparcado debido a la insolvencia. A diferencia de la fabricación para terceros, este tipo de ventas son las más beneficiosas para el grupo.

Quiebra en octubre

Imaz solicitó el concurso voluntario de acreedores a mediados de octubre. El Juzgado Mercantil número 3 de Barcelona reconoció que el pasivo llegaba a los 95 millones de euros.

Además de la matriz, entraron en insolvencia Shana Shop España, Shana Retail, Double Agent Brand, Comdipunt, Friday’s Project España, Used Siglo XXI y Olvemat.