Menú Buscar
El hotel de cinco estrellas que la familia Suqué Mateu busca promocionar / PERALADA

Los Suqué Mateu dan más relieve a su hotel de Peralada

El grupo segrega en dos compañías distintas los activos del centro recreativo con el foco puesto en hacer crecer el establecimiento turístico

08.11.2019 00:00 h.
4 min

La familia Suqué Mateu ha ejecutado este otoño una operación mercantil con el objetivo de dar más relieve al hotel que explotan en la localidad de Peralada (Girona). El grupo familiar ha segregado los activos y la actividad del Club de Golf que se encuentra en la zona, el principal atractivo hasta la fecha junto al casino, del establecimiento turístico.

Para ello han creado una nueva sociedad dentro del grupo Inverama que se encargará de gestionar el establecimiento. Comparte la denominación social de Hotel Peralada Wine Spa y Golf y nace con un capital social de 100.000 euros. Se trata de una cantidad pequeña por la fortuna de la familia, pero que les servirá de base para los planes que tienen en su negocio hotelero.

Captar a más visitantes

El objetivo de los Suqué Mateu es hacer crecer el hotel y posicionarlo mejor a nivel internacional para captar más visitantes, señalan fuentes del sector. Buscan atraer a clientes de primer nivel que visiten las comarcas del Empordà y estén interesados en actividades culturales que vayan desde las tradicionales visitas a los museos de Dalí en Figueres o Púbol, las playas, o quieran conocer la actividad vinícola de la familia en el territorio. Perfiles que vayan más allá de los que se limitaban a pernoctar por la oferta relacionada con el juego.

Interior del hotel que los Suqué Mateu quieren promocionar / PERALADA
Interior del hotel que los Suqué Mateu quieren promocionar / PERALADA

La renovación total del establecimiento se completó en 2018, fecha en la que asumió por completo todos los servicios de un cinco estrellas. La remodelación incluye las 56 habitaciones y todos los espacios exteriores de la vasta finca, además de contar con un restaurante dentro del mismo recinto familiar con una estrella Michelin del chef Xavier Sagristà.

Reto de gestión

Los tres hermanos Suqué Mateu que heredaron el potente grupo empresarial ya han ejecutado el grueso de la inversión para poner al día el hotel, señalan los mismos interlocutores. Ahora se debe actuar desde el punto de vista de la gestión, y por ello se considera que la operación mercantil era necesaria para facilitarlo. Especialmente porque será sólo Inverama la responsable de la compañía.

Los tres hermanos Suqué Mateu junto a sus padres, ya desaparecidos, en una imagen de archivo / PERALADA
Los tres hermanos Suqué Mateu junto a sus padres, ya desaparecidos, en una imagen de archivo / PERALADA

Esta es la principal sociedad de cabecera de las múltiples actividades de la familia. El grupo empresarial cerró 2017 con unos beneficios netos consolidados de 36,9 millones de euros, la cifra más alta en sus 80 años de historia. Aún no han depositado las cuentas del año pasado en el Registro Mercantil.

Negocios millonarios

Esta es la única forma de ver la evolución económica de la compañía con intereses en el sector de los casinos en Cataluña, Chile, Uruguay y Argentina; bodegas de vino y cava, y la producción de polipropileno en Galicia y Portugal. Los Suqué Mateu mantienen un perfil público muy bajo que se limita casi de forma exclusiva a su actividad cultural (organizan el Festival de Peralada) y empresarial, ya que están entre otros en la junta directiva del Círculo Ecuestre de Barcelona.

Los recursos propios de su conglomerado empresarial ascendieron a 542 millones al cierre de 2017, y la deuda bancaria se quedó en 33 millones. Sólo con sus dos sicav activas la familia obtuvo unas ganancias netas de 20,7 millones.