Menú Buscar
El ya expresidente de Seat, Luca de Meo / EUROPA PRESS

Seat busca presidente tras la salida de Luca de Meo

Los sindicatos consideran una “mala noticia” la marcha del ejecutivo y temen que afecte a las inversiones del grupo

5 min

La marcha del hasta ahora presidente de Seat, Luca de Meo, deja un agujero en la compañía automovilística tras perder al principal artífice del reposicionamiento de la marca  y de sus mejores resultados históricos. La firma, que confirmó el martes la salida del ejecutivo, ya ha abierto un proceso de selección para encontrar sustituto. Mientras, los sindicatos han expresado sus incertidumbres acerca de los cambios que se avecinan.

La salida de De Meo se daba por sentada desde hacía varias semanas tras recibir una oferta para asumir el puesto de consejero delegado de Renault. Es por ello que la decisión final no ha supuesto una sorpresa, y la propia Seat ya estudiaba una serie de candidatos como posibles sustitutos, según fuentes de la compañía, aunque por el momento no se ha tomado ningún plazo para el nuevo nombramiento.

Nerviosismo entre los sindicatos

Hasta la llegada de un nuevo presidente, las funciones de De Meo serán asumidas por el actual vicepresidente de Finanzas de Seat, Carsten Isensee. El italiano dejó el martes su cargo al frente de la compañía, según un comunicado de la empresa, aunque se mantendrá ligado al Grupo Volkswagen “hasta nuevo aviso”. Fuentes internas detallan que la vinculación seguirá a la espera de cerrar los detalles de la rescisión del contrato, tras alcanzar un acuerdo entre ambas partes.

La confirmación del abandono del italiano ha generado nerviosismo entre los sindicatos y empleados de la fábrica de Martorell (Barcelona). “Es una muy mala noticia para los trabajadores, porque De Meo ha hecho grande a Seat en prestigio y en ventas”, ha manifestado el presidente del comité de empresa de la automovilística, Matías Carnero. Entre las preocupaciones del líder sindical por el sucesor al frente se encuentra saber qué pasará con los “proyectos inacabados” que estaban pendientes de finalizar este año, como definir el futuro de Cupra y de la nueva movilidad eléctrica.

Luca de Meo, presidente de Seat
Luca de Meo, presidente de Seat

Talante comercial

“Exigimos que la persona que venga tenga talante comercial, porque nos ha ido mejor con presidentes así”, destaca Carnero, que lamenta el “absentismo entre presidentes”: “Es negativo para la plantilla que apenas duren tres años en el cargo, porque generan cambios y nervios de cara a las negociaciones”. De Meo llegó a la presidencia de Seat en noviembre de 2015 para sustituir al alemán Jürgen Stackmann, quien estuvo apenas dos años.

Desde el comité de empresa de Seat expresan el temor de que un presidente de un talante diferente pueda tener impacto en la llegada de inversiones a Martorell. De hecho, De Meo ha logrado durante su etapa la implicación del Grupo Volkswagen para transformar la imagen de Seat, hasta el punto de que cerró 2018 con una facturación de 1.000 millones y beneficios de 300 millones, las mejores cifras de la historia de la empresa. No obstante, su salida impedirá que esté presente en la culminación de Casa Seat, un espacio en el centro de Barcelona para abrir la imagen de la marca, y la presentación del nuevo modelo León, a finales de enero.

Incertidumbre por las inversiones

En su ciclo al frente de Seat, De Meo, que obtuvo la Medalla de Honor de Empresario del Año de Foment del Treball el pasado noviembre, alertó también de los riesgos que supone la inestabilidad política en Cataluña para las inversiones. Así, su salida añade incertidumbre para Seat, que genera el 4% del PIB de Cataluña y emplea a 14.700 personas.

La marcha de De Meo es consecuencia de un efecto dominó que comenzó en noviembre de 2018, cuando el presidente de Nissan y Renault, Carlos Ghosn, fue detenido en Japón acusado de corrupción. Su destitución por parte del grupo propició una reestructuración de la cúpula que todavía sigue abierta. Ya desde el pasado diciembre, las informaciones situaban al italiano en la órbita de la automovilística francesa para asumir las funciones de CEO. Así, aunque todavía no se ha producido su fichaje, el abandono de Seat deja intuir los movimientos en este sentido.

Destacadas en Business