Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La exvicepresidenta del Gobierno y exministra Elena Salgado / EP

Saba ficha a la exministra Elena Salgado como consejera

La gestora de aparcamientos ha aprobado sus cuentas de 2019 en la junta de accionistas que se ha celebrado este lunes

4 min

Saba ha incorporado a su consejo de administración a Elena Salgado, que ocupó varias carteras en los gobiernos liderados por José Luis Rodríguez Zapatero. El nombramiento ha sido aprobado por la junta de accionistas de la gestora de aparcamientos que se ha celebrado este lunes en Barcelona, de forma telemática.

Salgado ha sido designada por Criteria, accionista que contola más del 99% del capital de la compañía, aunque no tendrá como tal consideración de consejera dominical ya que, al tratarse de una sociedad que no cotiza en bolsa, no está obligada a dar una calificación a los mimembros de su consejo. Pasará a formar parte del órgano ejecutivo de Saba junto a Joseph Zakarioudakis, cuyo nombramiento también ha sido aprobado por la asamblea, que igualmente ha ratificado el de Alberto Feijóo Rey.

La experiencia de Talgo

La nueva consejera de la compañía de aparcamientos llegó a ser vicepresidenta del Gobierno entre abril de 2009 y diciembre de 2011, cuando el mandato de Zapatero llegó a su fin tras la victoria de Mariano Rajoy en las elecciones de noviembre de ese mismo año. Además, desde 2004 estuvo al frente de carteras como Sanidad, Administraciones Públicas y Economía y Hacienda.

Su última aventura en el ámbito empresarial ha estado relacionada con el ámbito ferroviario, ya que fue nombrada presidenta de la filial de Talgo que articuló el proceso que el fabricante puso en marcha para convertirse en uno de los futuros competidores de Renfe en el mercado de transporte ferroviario de pasajeros. No obstante, el consorcio que lideraba Talgo no estuvo entre los elegidos para la adjudicación de frecuencias para operar en alta velocidad.

Más de 400.000 plazas

Durante la junta de accionistas, Saba ha puesto en valor el hito de haber superado las 400.000 plazas gestionadas tras adjudicarse en Portugal el contrato de la red de aeropuertos de ANA, el equivalente luso de la AENA española.

La asamblea ha aprobado los resultados obtenidos por la compañía en 2019, que incluyen unos ingresos de explotación de 296 millones de euros, un 33% por encima de los registrados en 2018,  y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 138 millones de euros, un 29% más, con un margen del 42%.

Nuevas tecnologías

El presidente de la compañía, Salvador Alemany, y el consejero delegado, Josep Martínez Vila, han recordado la integración de los mercados de Reino Unido, Alemania, República Checa y Eslovaquia en el perímetro de la empresa, así como la aplicación de las nuevas tecnologías en el servicio al cliente, una de las grandes apuestas de Saba.

"Seguimos insistiendo en la figura del aparcamiento como un 'hub' de servicios integrado en la política de movilidad de la ciudad, que engloba además todo un ecosistema de negocios asociados a la infraestructura y a las personas que la utilizan", ha afirmado Alemany.

Coche eléctrico

Por su parte, Martínez Vila ha matizado que este concepto de aparcamiento como "contenedor de servicios de movilidad" se plasma en la red de Saba con la incorporación de servicios de carga eléctrica, con 190 plazas de 47 aparcamientos de España, Andorra, Italia, Portugal y Chile, y la cobertura 3G, escalable a 5G, en 43 aparcamientos de España.

Alemany ha destacado las medidas tomadas por Saba en el contexto de la emergencia sanitaria por el coronavirus y ha asegurado que, tras la crisis, Saba consolidará su crecimiento con las palancas que han llevado a la compañía a ser "uno de los grandes operadores internacionales en el sector de los aparcamientos".