Menú Buscar

Alcaraz sustituirá a Herrera al frente de los directivos españoles

El número tres de Caixabank recoge el testigo de la AED tras seis años de consolidación de la organización fundada por Fainé

Pau Herrera y Juan Antonio Alcaraz / FOTOMONTAJE DE CG
02.06.2017 00:00 h.
4 min

El director general de Caixabank, Juan Antonio Alcaraz, es el candidato único para sustituir al empresario Pau Herrera en la presidencia de la Asociación Española de Directivos (AED) tras finalizar el plazo para presentar listas electorales. El número tres de la entidad bancaria será el encargado a partir del 28 de junio de liderar una organización que ha conseguido en los últimos seis años un aumento del 150% de sus asociados y una fuerte implantación territorial en toda España.

Herrera abandona el liderazgo de los directivos tras concluir los dos mandatos de tres años que suponen el límite estatutario establecido por la AED. Durante su presidencia la entidad ha vivido dos etapas distintas: una primera que consolidó el grupo de directivos fundado por el presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, y una posterior en la que se ha producido un notable crecimiento que ha permitido doblar casi todas las magnitudes internas, desde los asociados, las sedes o la propia actividad económica. En los seis años transcurridos, la AED ha basculado de forma equilibrada entre Barcelona y Madrid a la par que extendía sus tentáculos por el resto de España.

Nuevas incorporaciones

Junto a Alcaraz tomarán el relevo como miembros de su candidatura el socio director en Cataluña de Pricewaterhousecoopers, Xavier Brossa, y el director general de Mutua Madrileña, Javier Mira. Ambos ejercerán como vicepresidentes. El cargo de tesorero recaerá en el nuevo mandato en Jordi Morral, consejero delegado de Europastry. Como secretario general repetirá Nicolás de Salas. La lista de Alcaraz se completa con 17 vocales de la junta directiva, en la que figura también el consejero delegado del Grupo Zeta, Agustí Cordón.

Tras recibir el impulso fundacional de Fainé, que continúa vinculado a la organización en tanto que presidente de honor y lidera los premios anuales al mejor directivo, la AED ha vivido diferentes presidencias de perfil desigual hasta la llegada de Herrera al frente de la organización. Bajo su dirección se ha apostado con decisión sobre el aspecto de lobby y grupo de presión de los directivos españoles y ha cobrado especial empuje la propia capilarización de la entidad entre directivos de diferentes sectores productivos, territorios y áreas funcionales.

Legado para Alcaraz

En unas semanas, la AED será reconocida como una entidad consultiva de Naciones Unidas. Entre el legado que recibirá Alcaraz del último presidente figura una decidida apuesta por la internacionalización y una original escuela de directivos, iniciativas todas ellas encaminadas a poner en valor la figura del directivo en España.

La candidatura de Alcaraz presentó ayer a los socios del organismo su programa para los próximos tres años. Con un marcado carácter continuista, Alcaraz se propone: “Ayudar a crecer a los directivos españoles en todos aquellos aspectos que nuestro entorno está redibujando, para que seamos los líderes con los que sueña nuestra sociedad”. Alcaraz tomará la dirección definitiva de la AED en la asamblea que tendrá lugar el 28 de junio.

¿Quiere hacer un comentario?