Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Palacio de Pedralbes, sede actual de la Unión por el Mediterráneo (UpM) / Cedida

El Palacio de Pedralbes se postula como el gran centro cultural y diplomático de Asia en Barcelona

Los gestores presentan al ayuntamiento un plan para crear un '22@ de la región Asia-Pacífico' en las antiguas dependencias reales

7 min

"Un proyecto de ciudad en forma de 22@ de Asia-Pacífico en el Palacio de Pedralbes". Esta es la propuesta que ha recibido el Ayuntamiento de Barcelona de sectores culturales y diplomáticos de la Ciudad Condal. Pretenden transformar la mansión novecentista de la parte alta de la avenida Diagonal en un centro diplomático y cultural que aúne a legaciones de China, Japón y otros países del área. 

La propuesta pivota sobre la unión de diversas dependencias de centros culturales y diplomáticos de países asiáticos en la capital catalana. ¿Cuáles? Por lo pronto, tres. La Casa Asia, un ente de diplomacia pública; el Instituto Confucio, un organismo de enseñanza de mandarín vinculado al Ministerio chino de Educación, y la Fundación Japan, que depende del Ministerio japonés de Asuntos Exteriores. 

Acicate cultural y económico

El objetivo sería crear un polo cultural y económico con actividad de difusión de la cultura de Asia-Pacífico, las lenguas de esta región emergente del globo y, también, con un marcado acento económico. Se trata de una iniciativa única en España que aprovecharía un recinto utilizado solo a medio gas, por cuanto la Unión por el Mediterráneo (UpM), único inquilino estable del inmueble, emplea solo los pabellones para oficinas y de forma muy puntual para organizar sesiones y plenos de la organización. 

Imagen de un acto cultural de la Casa Asia / Cedida
Imagen de un acto cultural de la Casa Asia / Cedida

Los impulsores, personas del tejido cultural y diplomático de Barcelona, insisten en que se podrían aprovechar las sinergias con la Universidad de Barcelona (UB), que tiene el campus Diagonal en la zona, y con el futuro recinto del Hospital Clínic, que se trasladará a las pistas deportivas del centro universitario para su ampliación, como avanzó Metrópoli

Primero, Casa Asia

Como informaron las Administraciones en el 20 aniversario de la entidad, la primera institución que se trasladará a la zona será la Casa Asia de Barcelona. El consorcio ocupará dos pabellones del vergel urbano, que cederá el Ayuntamiento de Barcelona a la institución. El proyecto, según el gobierno municipal a preguntas de este medio, "se está trabajando". Como también se diseña el acuerdo de reparto de competencias entre la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento, así como el reparto del mantenimiento de la zona. 

Con esta cesión, el equipo de gobierno local solucionará los problemas de espacio de Casa Asia, que se dotará así de un cuartel general "estable" para desarrollar sus actividades.

Vecinos, "a favor"

Ese sería el primer paso, el desembarco del organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores en el Palacio de Pedralbes. En una segunda se debatiría, diseñaría y ejecutaría la sede diplomática, con el traslado de otros institutos. Uno de los que conocen esa propuesta es Josep Maria Guillaumet, presidente de la Asociación de Vecinos de Zona Universitaria, que bendice la iniciativa. "Lo vemos con buenos ojos. Aportaría dinamismo cultural y de negocios sin estar ceñidos exclusivamente al verano". 

El residente admite que "conoce los planes", que se llevan con suma discreción. Cree que "serviría para revertir el semiabandono de la zona", pues valora que la UpM "genera poca actividad humana" con el planteamiento actual. "Estamos hablando de que el Palacio de Pedralbes es quizá el único espacio verde de Europa sin espacios de restauración. El proyecto diplomático podría tener oferta gastronómica temática, lo que redundaría en la creación de riqueza y empleos", propone el activista. 

Muscular la Barcelona diplomática

Más allá de la oferta complementaria, el 22@ cultural y diplomático en la alta Diagonal tendría derivadas políticas y económicas. Apuntalaría la noción de descentralización del Estado, pues la Fundación Japón tiene ahora solo una sede en Madrid. Una subsede en Barcelona podría contribuir al reparto de instituciones entre urbes nacionales. Y dos, muscularía la capacidad de la Ciudad Condal de postularse como puente económico con Asia, hacia donde ha basculado el epicentro económico y político global en los últimos años.   

jardines palacio pedralbes
Imagen de los Jardines del Palacio de Pedralbes / BFC

Un ejemplo de ello son las rutas aéreas. La conexión aérea a Singapur es de los enlaces transcontinentales más veteranos del Aeropuerto Josep Tarradellas-Barcelona El Prat, y la operadora, Singapore Airlines, eligió esta ciudad aérea por encima de Barajas. A este respecto, el Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA) destaca también la demanda no servida de la capital catalana con Japón. De hecho, la ciudad aérea regional ha comenzado a recuperar los trayectos con Asia cuando la pandemia del virus ha comenzado a remitir.

El grupo de trabajo ha priorizado esta zona del globo en sus planes estratégicos. La presencia de empresas y turistas asiáticos convence al comité de que debe apostar por el territorio. El hub diplomático cabalgaría sobre esos lazos de unión y serviría para amplificarlos.