Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los fundadores de Oliver, de izquierda a derecha: Ezequiel Torti, Agustín Rozadas y José González / CEDIDA

José González (Oliver): “Podremos predecir qué futbolistas de la cantera llegarán a profesionales”

El cofundador de esta herramienta de tecnología “para todos” aplicada al deporte afirma que los datos obtenidos con su producto reducen un 45% las lesiones

6 min

El nombre de Oliver vinculado al fútbol remite irremediablemente al protagonista de la serie de animación Supercampeones. Y fue precisamente ese personaje, Oliver Atom, el que inspiró a tres emprendedores para bautizar una herramienta que recoge todo tipo de datos de los jugadores con los que, entre otros, se pueden prevenir lesiones y, a medio plazo, “determinar porcentualmente las probabilidades de un chaval de la cantera para convertirse en profesional”. Así lo asegura uno de los padres del proyecto, José González, quien destaca de su producto que está ideado para “democratizar” el acceso a esa información, algo que, hasta ahora, solo se podían permitir los clubes de élite. Su tamaño, además, es menor que el de otros artilugios del mercado.

González, que a su vez es el director ejecutivo de Oliver, detalla que su herramienta consiste en una plataforma que permite recopilar información sobre cuestiones atléticas (como intensidad y volumen). Estos datos luego “son trabajados con algoritmos de inteligencia artificial (IA)”, de modo que proveen a jugadores y entrenadores “métricas fáciles de leer e interpretar”. ¿Por ejemplo? Por ejemplo, permiten saber si un deportista está sobrecargado, subcargado o en la zona segura de entrenamiento. Dicho de otro modo: estos paneles posibilitan una mejor planificación de los entrenamientos, de las temporadas y de los partidos. “Oliver reduce hasta un 45% las lesiones musculares provocadas por la fatiga”, promete.

Ni grandes inversiones ni analistas

Como ocurre con muchos inventos o descubrimientos, Oliver también surgió a partir de una frustración o un fracaso. Sus socios fundadores, tras quedar “eliminados en un torneo de fútbol amateur”, pensaron cómo podían mejorar su juego la próxima vez. Como no encontraron ninguna solución existente, aplicaron su experiencia en el desarrollo de compañías tecnológicas para crearla a su medida. Y nació este producto, debido también a que apreciaron la existencia de un mercado “con la misma necesidad”. A González le acompañan en esta aventura el director de operaciones, Agustín Rozadas, y el responsable técnico de desarrollo, Ezequiel Torti. Este trío de emprendedores ya tiene un equipo de más de 20 personas en España y Argentina, según desvela.

“Oliver democratiza el acceso a la información que hasta el momento era exclusiva para los deportistas de élite, que cuentan con soluciones muy costosas y el staff necesario para aprovechar esa tecnología”, explica González. Asegura que su dispositivo aporta métricas personalizadas y automatizadas, de manera que el jugador y el equipo pueden “saber cómo mejorar su juego” sin necesidad de grandes inversiones. De hecho, no es necesaria ni siquiera la figura del analista, dado que cualquier técnico, futbolista o preparador físico puede acceder a los datos de una manera “superfácil, entretenida y proveyendo de alto valor para la mejora”.

El pequeño dispositivo de Oliver se esconde en la pierna del jugador / CEDIDA
El pequeño dispositivo de Oliver se esconde en la pierna del jugador / CEDIDA

Dos fondos especializados

Este artilugio ha tenido que certificarse con la CE Mark para poder comercializarse en Europa y en Hispanoamérica y, por ahora, Oliver trabaja con “más de 40 clubes de fútbol”, entre los que el cofundador destaca el Celta, el Betis y la Fundación Real Madrid. Asimismo, está presente en España, Italia, Noruega, Brasil, Argentina, México y Chile. ¿Les ha afectado la invasión rusa de Ucrania? De forma directa no, pero sí ha alterado los “planes de expansión” previstos hacia Europa del este. En todo caso, el precio del programa parte de los 500 euros mensuales y llega hasta 2.500 euros en función de la cantidad de equipos monitoreados.

¿Cómo se financia? Hasta la fecha, con “rondas de inversión por un total de dos millones de euros”, además de los ingresos por suscripción. La última entrada de dinero ha llegado a través de una ronda de micromecenazgo, por la que ha levantado 750.000 euros con el apoyo de dos fondos como Indigo Capital –especializado en sportech– y Newtopia VC –que cuenta en sus filas con el exjugador de la NBA Manu Ginobili y el extenista David Nalbandian, entre otros–. “Además de capital, aportan experiencia en el crecimiento de la compañía, ambos son inversores especializados en el sector y cuentan con una gran red de contactos para llevar Oliver al próximo nivel”, sentencia González.

Un técnico consulta los datos proporcionados por Oliver / CEDIDA
Un técnico consulta los datos proporcionados por Oliver / CEDIDA