Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la discoteca Riviera de Castelldefels, ya derribada / Cedida

Muere el histórico abogado y policía del 'caso Riviera'

Manuel Nieto, exletrado de la patronal de prostíbulos en Cataluña, fallece en Barcelona. Fue acusación en la trama del macroburdel y el CNP

3 min

Ha muerto en Barcelona el histórico abogado y agente de la Policía Nacional Manuel Nieto, que ejerció de acusación particular en el caso Riviera, que juzgó una presunta trama de sobornos entre el macroprostíbulo de Castelldefels (Barcelona), ya derribado, el burdel Saratoga, vecino del primero, y un grupo de agentes del CNP. 

Han informado de ello fuentes del sector. Han recordado el papel central de Nieto en el procedimiento judicial que asombró al mundo judicial y policial de la Ciudad Condal por la magnitud de la treta de soplos de los policías a los locales de alterne, que terminó en condenas de la Audiencia Provincial confirmadas por el Tribunal Supremo en 2015, aunque el alto tribunal las rebajó. 

Nieto fue acusación

En esta macrocausa, Nieto ejerció de acusación en representación de la extinta patronal Asociación Nacional de Locales de Alterne (ANELA), que ya no existe. La organización empresarial aseguró que era la "gran perjudicada" por una trama de chivatazos entre el Riviera, el Saratoga y la Policía Nacional que llegó a salpicar al Ayuntamiento de Castelldefels. 

De hecho, Nieto era agente del CNP en segunda actividad y ejercía como letrado. Tuvo que compaginar la acusación en el caso Riviera con el hecho de que el histórico macroburdel y Saratoga eran socios de la patronal ANELA, a quien representaba. 

Sobornos

El caso judicial arrancó con la llamada Operación Ilusionista, en la cual se practicaron varias detenciones --incluidas las de los dueños de los dos clubes-- y se acusó a cinco policías nacionales por presunto trato de favor a las salas de lenocinio a cambio de información sobre redadas. 

Finalmente, la Audiencia Provincial condenó a los cinco agentes a seis años de prisión y a los propietarios de los burdeles a diez años y cinco meses, respectivamente. No obstante, el Tribunal Supremo rebajó las penas a los funcionarios, aunque les mantuvo la sentencia por cohecho

Los familiares y allegados de Nieto le velan hoy en el Tanatorio de Les Corts de Barcelona.