Menú Buscar
El presidente de Mercadona, Juan Roig, inspecciona algunos productos de su compañía en su sede de Puçol (Valencia) / EFE

Mercadona reformará todos sus supermercados en los próximos cinco años

La compañía introduce un modelo basado en una apuesta por los productos frescos, el ahorro energético y espacios más amplios

3 min

Las tiendas de Mercadona cambiarán de aspecto. El presidente de la cadena de supermercados líder en España, Juan Roig, ha anunciado este jueves una renovación de todos sus establecimientos en los próximos cinco años. Lo ha hecho en la presentación de los resultados económicos de la compañía en su sede de Puçol (Valencia).

El nuevo modelo se basará en el ahorro energético, la apuesta por los productos frescos –“hace cinco años, la fruta y la verdura era muy mala”, según Roig– y espacios más amplios. Roig ha sacado pecho de los cambios que ya ha empezado a introducir en algunas tiendas. El objetivo: que entre 2022 y 2023 todos los supermercados estén reformados.

Las novedades principales

Los pasillo serán más anchos y las zonas dedicadas a la fruta y verdura y la pescadería, también. Las carnicerías, tal y como son ahora, desaparecerán. Las nuevas tiendas incluirán los “puntos de acabado”, en los que el cliente podrá llevar su carne envasada para cortarla según el gusto del cliente.

El ahorro energético es otra de las bases de las reformas, que este año se llevarán a cabo en 126 establecimientos. “El frío en el Mercadona se va a acabar”, ha bromeado el presidente de la compañía. Y es que los congeladores y las neveras serán cerrados. La iluminación LED también contribuirá en esta apuesta por ahorrar energía.

A partir del 3 de abril, además, todos los supermercados incluirán máquinas de zumo de naranja natural, que ya han empezado a llegar en muchos de sus locales. “Esto vende una animalada”, ha asegurado Roig. Tanto como 75.000 toneladas de naranjas, que son españolas excepto en julio y agosto, que “no hay”.

El negocio en Portugal

El año pasado, Mercadona anunció su internacionalización, de momento, solo en Portugal. La previsión es de abrir cuatro tiendas en 2019 en Oporto y, a partir de ahí, “ir para abajo, hasta Lisboa”. La inversión inicial provisionada ha sido de 25 millones, aunque el propio Roig asegura que se tendrá que ampliar.

Pretenden implantar ahí el mismo modelo que en España, de sostenerse en los proveedores locales: “Vamos a ser portugueses, tendremos surtido portugués”, ha afirmado el presidente. Roig ha destacado también la competencia que tendrán en el país luso, que cuenta con grandes cadenas como Continente y Pingo Doce.