Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Roures, cofundador de Mediapro y socio gerente del grupo audiovisual / EFE

Mediapro seguirá emitiendo la Liga francesa hasta el 3 de febrero

La incertidumbre sobre la reventa de los derechos de retransmisión televisivos a raíz de la quiebra de Téléfoot deja al fútbol francés en una situación muy delicada

3 min

El canal Téléfoot del grupo Mediapro seguirá transmitiendo al menos hasta el 3 de febrero --día de la jornada 23 de la Liga de fútbol francesa (Ligue 1)--, a pesar de que el acuerdo del campeonato galo con la empresa de Jaume Roures preveía inicialmente que el contrato expirara el 31 de enero.

Según la prensa gala, la continuidad de las retransmisiones en manos de Mediapro podría ir incluso más allá de la próxima semana, dada la incertidumbre que existe al respecto. Y es que el 7 de febrero se disputará uno de los partidos más destacados de la Ligue 1, el PSG-Olympique de Marsella.

Las ofertas, este lunes

La situación, hoy por hoy, es delicada, pues el tiempo para revender los derechos de emisión del canal ahora quebrado de Mediapro se agota. La Liga de Fútbol Profesional francesa (LFP) conocerá a partir de este lunes, 1 de febrero, las ofertas de compra presentadas para hacerse con esa licitación de los partidos de fútbol de primera y segunda división. Dichos derechos tenían vigencia hasta la temporada 2023-24.

Canal+ aparecía hasta ahora como el principal candidato para hacerse con esos derechos de retransmisión, aunque en los últimos días esa posible compra se ha enfriado dadas sus diferencias con la LFP, que le han llevado incluso a denunciar la licitación ante los tribunales, cuyo dictamen se espera para el 19 de febrero. En el horizonte emergen ahora otros posibles compradores como Amazon.

Peligro de quiebra

Sea como fuere, el futuro del fútbol francés pende de un hilo, dado que muchos de sus clubs están al borde de la ruina, según revela el diario L'Équipe. Este medio asegura que las pérdidas de los clubs profesionales a final de temporada superarán los 1.300 millones de euros. Un problema que se agrava por la crisis del coronavirus, y la consiguiente pérdida de ingresos derivada de la pandemia.

Por ello, conseguir un recambio de garantías a Mediapro resulta decisivo. Cuando la LFP negociaba la salida de la empresa de Jaume Roures, Canal+ presentó una oferta verbal de 590 millones de euros, más otros 100 millones adicionales en función del número de abonados.