Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Centro logístico

La logística integral como ventaja competitiva

El almacenamiento, control y envío del género resultan vitales para el futuro de una empresa

7 min

El éxito del mundo empresarial depende en gran medida de la logística. Desde la obtención de los materiales con los que se van a crear las mercancías hasta el envío final de las mismas, la logística es un elemento que tiene una importancia enorme durante todo el proceso.

Gracias a la logística, las compañías pueden obtener aquello que necesitan para desarrollar los productos que comercializan, pueden gestionar y almacenar todo el stock de productos y se encargan de distribuirlos entre los diferentes compradores, ya sean otras empresas o particulares.

Contar con un buen servicio logístico es necesario para poder mantener la producción y cumplir los plazos de entrega.

Qué entendemos por logística integral

La logística integral se encarga de realizar todas y cada una de las tareas transporte, almacenamiento y distribución de materias primas y productos que necesita y genera una compañía. Externalizar y subcontratar los servicios de logística es una práctica muy habitual, ya que no están vinculados con los procesos de fabricación, es decir, no es necesario que un operador logístico sepa cómo se crea un producto para gestionar su almacenamiento y su envío y, por tanto, son tareas que se pueden externalizar.

Esta es una práctica muy común, especialmente cuando se trata de empresas que no pueden costear un departamento logístico, pymes que no tienen un volumen de ventas que justifique la inversión en camiones para el transporte de mercancías por carretera, naves industriales y almacenes de grandes dimensiones en los que guardar los productos, etc. Por desgracia, no todas las organizaciones empresariales pueden disfrutar de un almacén regulador propio, pero sí pueden contratar ese servicio.

Funciones de la logística integral

Veamos un poco más en profundidad cuáles son las principales tareas a las que debe hacer frente un operador logístico integral.

  • Control de inventario: una venta eficiente de los productos exige un control del stock. Es primordial contar con un inventario actualizado de productos para saber qué productos se venden más, cuándo es necesario producir más mercancías o qué productos se han agotado. El inventario es una herramienta de trabajo básica dentro de los procesos de gestión logística integral.
  • Procesos operativos de almacén: tiene que ver con todas las tareas que hay que realizar en el almacén, tales como la recepción de los productos, el embalaje, la carga y la descarga, las soluciones logísticas de almacenamiento, el envío de los productos, etc.
  • Transporte de mercancías: uno de los puntos clave de la logística. Tanto si se trata de las materias con las que se elaborarán los productos, como de las mercancías ya terminadas, la logística se encarga de los envíos, de que cada elemento llegue a su destino.
  • Trazabilidad: este apartado tiene que ver con el rastreo de los envíos. Tener localizados los productos es una gran ayuda para cualquier compañía. En primer lugar, aporta un mayor grado de confianza a los clientes. Y, en segundo lugar, contribuye a mejorar la seguridad de las mercancías.
  • Logística inversa: este punto tiene que ver con los sistemas de devolución de los productos con los que los clientes no están satisfechos, independientemente de cuáles sean las razones que esgriman para devolver la mercancía.

Todas estas funciones redundan en ofrecer un servicio rápido, eficiente y de calidad a los consumidores. Si no se cumplen esas condiciones, se corre un riesgo muy alto de generar una mala experiencia en el comprador. Y un consumidor descontento es difícil que vuelva a confiar en una empresa que no satisfizo sus necesidades.

El auge del comercio electrónico

La globalización, el desarrollo y la mejora de los servicios de internet han cambiado el mundo por completo. Estos cambios también han afectado al comercio. Las empresas que antes estaban más enfocadas al comercio local, ahora han visto la oportunidad a un abanico de consumidores mucho más amplio que solicita sus productos más allá del barrio o de la ciudad de la compañía. Es el comercio global. Por eso, hoy en día, juegan un papel determinante las redes sociales y las páginas web en las que cualquier persona que esté navegando o realice una búsqueda concreta en un buscador como Google pueda acceder a todo el catálogo de productos de una empresa y pueda comprarlos.

Toda esa parte de visualizar y llegar a todos los rincones del planeta está muy bien y ofrece un potencial enorme a las organizaciones, pero si la logística no cumple con su cometido, de poco servirá mostrarle el catálogo de productos a un cliente que vive, por ejemplo, en Los Ángeles (California), ya que, al final, su experiencia de compra será negativa. Resulta es imprescindible para llegar a todos los rincones. Por ejemplo, si tu cliente está en Galicia, necesitarás una red de transporte de mercancías por carretera en A Coruña, Pontevedra, etc.

A la hora de externalizar el servicio, necesitas contratar los servicios de una empresa que te pueda ofrecer la mayor calidad en todos los procesos logísticos: recepción, almacenamiento, preparación de pedidos y distribución. Da igual si se trata de un operador logístico de A Coruña o de Madrid, la clave es que ofrezcan una gestión logística integral que permita a tu empresa satisfacer las necesidades de tus consumidores dentro de los plazos acordados.

--

Artículo patrocinado