Lidl deja de vender huevos de gallinas enjauladas

La cadena alemana se convierte en el primer supermercado a nivel nacional que adquiere este compromiso ético

Lidl anuncia que dejará de vender huevos de gallinas enjauladas
17.01.2018 11:59 h.
3 min

La cadena de supermercados Lidl ha anunciado este miércoles que desde el 1 de enero ha dejado de vender huevos de gallinas enjauladas en todo el territorio. “Es nuestro compromiso con el bienestar animal”, ha explicado Miguel Paradela, director general de compras y marketing de la compañía.

De esta manera, la cadena de origen alemán se convierte en pionera del sector en España. Para informar de este “gran reto” ha apostado por una puesta en escena en sintonía con el “gran paso” que afrontaba la compañía: la Fundación Diario Madrid, en el centro de la capital, se ha decorado como si se tratara de un espacio verde donde las gallinas campan libremente, y se ha servido un banquete de platos elaborados con estos huevos de gallinas libres.

Del código 2 al 0

A partir de ahora, Lidl solo dispone en sus estantes de huevos con el código 2 (de gallinas libres de jaula) al código 0 (gallinas criadas en total libertad).

La media europea de este producto libre de jaula se encuentra en el 44%; siendo España (7%) uno de los países menos comprometidos con el bienestar animal. En países como Alemania y Holanda, el dato asciende hasta el 90% y el 82%, respectivamente.

Lidl2

La presentación de Lidl este miércoles en Madrid

Esta inversión, explican desde la compañía, se ha realizado sin que el consumidor final deba asumirlo en el precio: “Mantenemos los mismos precios. Los hábitos de compra están cambiando, cada vez más hay un consumidor responsable, que quiere saber el origen de los que consume”, ha añadido Paradela.

Trazabilidad

La cadena alimentaria de este producto “es fundamental”, sostiene David Verano, director del área Agroalimentaria de AENOR. Lidl se basa en una serie de criterios trabajados con IRTA --el Instituto de Investigación de la Generalitat de Cataluña-- para garantizar la sostenibilidad. Entre los más destacados, la buena salud de los animales así como el buen alojamiento y el “referencial welfare quality en la trazabilidad”. La compañía cuenta con 2.500 certificados en el sector.  “Seguimos todo el proceso, desde su origen hasta que el consumidor lo coge de nuestros supermercados”, ha apostillado Verano.

Respecto a la posibilidad de ampliar este compromiso ético y sostenible al resto de productos, Lidl se mantiene prudente: “Cada producto tiene unos plazos. Cuando sea el momento necesario, lo comunicaremos”.

¿Quiere hacer un comentario?