Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un autobús de TMB con publicidad en su lateral / EP

Los buses de Barcelona van a la huelga a las puertas de la Mercè

El sindicato mayoritario CGT programa una jornada de paro el 22 de septiembre ante el enroque de la negociación colectiva con TMB

4 min

Los conductores de autobús de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) celebrarán una jornada de huelga el próximo 22 de septiembre, un día antes del inicio de las fiestas de La Mercè. El último paro convocado por los autobuseros se celebró el pasado febrero para exigir la dimisión de la concejal Laia Bonet, responsable de las políticas de movilidad en la capital catalana y presidenta de TMB.

Un portavoz del sindicato CGT, mayoritario en el conjunto de TMB y concretamente en el colectivo de conducción, ha confirmado a Crónica Global que ayer mismo la asamblea de trabajadores decidió retomar las movilizaciones en un intento por desatascar la negociación colectiva iniciada en octubre de 2021. Si esta primera medida de presión no desbloquea algunos acuerdos, los empleados tomarán nuevas iniciativas en una nueva asamblea celebrada durante la jornada de paro. "Estamos preparando un otoño caliente", apunta este interlocutor.

Principales reclamaciones

El marco laboral de los 4.500 trabajadores del servicio de transporte público, 3.800 de los cuales son conductores, lleva en discusión desde hace meses sin que se hayan constatado avances, según la organización sindical. La cuestión abarca solo a los autobuses de TMB, puesto que los empleados del metro comenzarán a renegociar su convenio el próximo septiembre.

Dos autobuses circulan por las calles de Barcelona / EP
Dos autobuses circulan por las calles de Barcelona / EP

Entre las medidas reclamadas por CGT --que ha adoptado junto al sindicato ACTUB la figura de comité de convenio para vehicular sus propuestas a la dirección-- se hallan la compensación por los tiempos de desplazamiento y el pago pendiente de un complemento de puesto de trabajo. Por otro lado, el sindicato denuncia la voluntad de TMB de eliminar determinados derechos como la elección de un horario laboral bianual en función de los años de antigüedad y la posibilidad de condicionar los días libres de permiso no remunerado a las necesidades de TMB.

Quejas por el bus turístico

También genera resquemor entre el personal la priorización que, a su juicio, lleva a cabo la empresa pública con el bus turístico. Los continuos recortes y variación de horarios de este servicio "están provocando mucho malestar en plantilla y usuarios por los continuos cambios de horarios que genera y las priorizaciones en las reparaciones", indican desde CGT.

Este conjunto de demandas ha desencadenado la movilización de CGT, que por el momento no tiene respaldo de UGT ni CCOO.

Malestar de fondo

La huelga parcial de febrero contó con el respaldo unánime de todas las secciones sindicales del bus --CGT, SIT, ACTUB, CCOO, UGT y ACA--, aunque los servicios mínimos impuestos por el Ayuntamiento minimizaron el impacto de la convocatoria.

La jornada de huelga previa a La Mercè también llegará meses después de que TMB reconociera que dejó de transferir 25,6 millones a la plantilla del bus entre 2003 y 2021 por "error".