Menú Buscar

Los hoteles NH de Barcelona se quedan sin vigilantes por la crisis de Ombuds

El Institut Municipal de l'Habitatge y la Ciutat de la Justícia de Barcelona también estudian una rescisión del contrato amistoso con la empresa quebrada

27.07.2019 00:00 h.
5 min

La crisis de Ombuds dejará sin vigilantes de seguridad a la cadena de establecimientos hoteleros NH en Barcelona. El grupo presidido por Alfredo Fernández Agras ha rescindido la subcontratación que mantenía con la firma quebrada en seis de los 14 establecimientos de la ciudad ante la imposibilidad de prestar el servicio, ya que los trabajadores de Cataluña se han sumado de forma masiva a la huelga indefinida convocada por ADN Seguridad. El grupo turístico no ha conseguido cerrar a tiempo la nueva contratación del servicio por los problemas laborales que se arrastran. Con todo, los portavoces del grupo aseguran que los servicios de vigilancia y seguridad se mantendrán a través de un refuerzo de la plantilla interna

El principal obstáculo para encargar a un nuevo operador privado es que Ombuds no ha pagado ni la nómina de junio ni la paga extraordinaria de julio a la mayoría de sus 8.000 trabajadores en todo el país. Según fuentes sindicales, debe este dinero a la totalidad de los empleados que prestaban sus servicios en esta firma por lo que alguien debe asumir el monto de las nóminas.

Subrogación de la deuda laboral

Si se firma una subrogación del contrato es el nuevo prestador del servicio el que debe quedarse con los pasivos, y nadie quiere heredar la deuda que la compañía de la familia Cortina y el fondo estadounidense JZI han dejado a la plantilla. De hecho, forma parte de la masa concursal que se gestiona desde los juzgados de lo mercantil de Madrid. La empresa comunicó a sus trabajadores que finalmente había presentado el concurso voluntario de acreedores este miércoles.

Los problemas laborales con los que se ha topado NH Hoteles al buscar un nuevo proveedor de seguridad privada no son exclusivos. Renfe estaría en la misma disyuntiva en Cataluña, donde Ombuds se había hecho con el concurso público y da empleo a un centenar de personas.

Descubiertos con la Seguridad Social

Por normativa europea, la empresa que recoja el testigo en la licitación será la que deba abonar las retribuciones de los trabajadores y las deudas que se mantienen con la Seguridad Social de esta contrata. Por lo que hay pocos voluntarios que estén dispuestos a asumir el pasivo por la nula rentabilidad de la operación.

Cabe recordar que los descubiertos de la compañía en suspensión de pagos con el fisco no son precisamente menores. Se ha ganado dos epígrafes en el último listado de morosos que publicó la Agencia Tributaria. Ombuds Compañía de Seguridad tiene pendientes de satisfacer 2,8 millones de euros al fisco, a los que se deben sumar los 1,51 millones de Ombuds Servicios.

Ciutat de la Justícia y Habitatge Barcelona

Por otro lado, los responsables de la Ciutat de la Justícia y del Institut Municipal de l'Habitatge de Barcelona han iniciado conversaciones con la empresa para intentar una rescisión del contrato de forma amistosa. El responsable en Cataluña de Ombuds es Fernando Cortina, el hijo del consejero delegado del grupo, Rodrigo Cortina.

Esta negociación no ha dado por ahora los resultados deseados. Los sindicatos del grupo esperan que en breve llegue la ruptura abrupta y que se busque una salida como la que se ha aplicado en Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) con la entrada de Prosegur. Aunque la empresa se ha resistido, los incumplimientos de la concesión han llevado a este desenlace.

Manifestación de los trabajadores

Los trabajadores señalan que el acuerdo laboral ha sido más sencillo en esta empresa de la Generalitat por las facturas pendientes de pago a Ombuds. Explican que estos fondos han servido para facilitar la resolución del embrollo del traspaso de empleados de una compañía a otra. En este caso no se ha firmado ninguna subrogación, Prosegur ha dado de alta a los trabajadores.

Mientras se reestructuran los servicios del grupo de vigilancia de seguridad en Cataluña, los empleados prosiguen con sus protestas. Este viernes las han retomado con una nueva manifestación que ha salido de la estación de Sants y ha acabado en la entrada de las oficinas de Ombuds en Barcelona, situadas en la calle Nicaragua. Medio centenar de personas se han sumado a la iniciativa, que ha terminado con el despliegue de una pancarta reivindicativa en la sede. Tienen previsto continuar con las protestas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información