Menú Buscar
Hotel Palace Barcelona, propiedad del magnate argelino Ali Haddad y que dirige su mujer / CG

Los dueños del Palace Barcelona aplican una especie de 'artículo 155' al hotel

La mujer del magnate Ali Haddad arrincona a los directores y coge el timón del alojamiento cinco estrellas gran lujo junto a los mandos intermedios

16.08.2018 00:00 h.
4 min

Los dueños del Palace Barcelona aplican una especie de artículo 155 al hotel. La esposa de Ali Haddad, el magnate argelino propietario del hotel, ha cogido el timón del alojamiento, arrinconando de los directores y confiando directamente en los mandos intermedios.

Según han explicado fuentes del sector alojativo, la propiedad del cinco estrellas gran lujo, antiguamente el Hotel Ritz de Barcelona, la esposa de Haddad, que dirige el establecimiento desde una de las suites ayudada de un mayordomo, ha retirado parte de la confianza de su antiguo director, Jaume Donjó. Después de dar ese paso, ha encargado al nuevo director general, Jean Marie Le Gall, otros cometidos más comerciales que la gestión del día a día. El reajuste ha provocado una suerte de vacío de poder en el primer círculo directivo del Palace Barcelona, y ha encumbrado a los jefes intermedios que, según las voces consultadas, disfrutan de lo lindo con sus nuevas responsabilidades sobrevenidas. 

"Todo funciona a la perfección"

Una portavoz del icónico alojamiento situado en la Gran Vía de Barcelona ha matizado que "las relaciones entre directivos funcionan a la perfección". La misma fuente ha agregado que "la relación entre Donjó y Le Gall es excelente" y que en ningún caso el segundo sustituyó al primero, pues Donjó "era director de operaciones y Le Gall ha tomado las riendas de la dirección general". En este tablero, la misma representante ha manifestado que "la relación con la propiedad es la misma que suele haber en hoteles de esta categoría".

Medios del sector hotelero han aportado otra versión. "Le Gall se dedica a tareas comerciales, no está casi nunca en el hotel, pues el público del Golfo es ahora uno de los principales activos del Hotel Palace Barcelona. Por su parte, Donjó ha quedado ligeramente relegado. No se sabe muy bien cuál es su tarea. El día a día recae en los jefes de alojamiento, food&beverage y restauración", han indicado. Asimismo, han apuntado a una relación "compleja" entre Le Gall --un ex del Hotel Majestic-- y Donjó.

"El hotel va bien"

En lo que coinciden todas las fuentes es que el Hotel Palace Barcelona marcha bien. "Va sobre presupuesto cuando el sector alojativo cinco estrellas y gran lujo de Barcelona fue uno de los más perjudicados por la inestabilidad en la industria turística que ha sacudido la Ciudad Condal en el posproceso independentista", han asegurado las voces consultadas. "El mercado del Golfo y el estadounidense han aguantado la sacudida. Y no se han bajado precios, como sí ha ocurrido en otros hoteles de alto standing".

Cabe recordar que la propiedad del cinco estrellas gran lujo fichó a Jaume Donjó como nuevo director del establecimiento en abril de 2016. El directivo, procedente del Silken Gran Hotel Havana, sustituyó al histórico Joan Valls al frente de uno de los alojamientos más icónicos de la hotelería barcelonesa de alto nivel. El ejecutivo supervisó la reforma de la terraza, la de las suites tematizadas con nombres de huéspedes famosos y ahora busca a un chef de relumbrón, ya que Romain Fornell cerró el Caelis, en la planta noble del establecimiento, pocos mes después de la entrada del nuevo director.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información