Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Friedrich von Schönburg, con el salón noble del Hotel Palace Barcelona / CG

El Palace Barcelona pone de director a un descendiente del káiser Guillermo II

El noble von Schönburg, hijo del Conde Rudi, creador de Marbella Club, toma las riendas del antiguo Hotel Ritz de la Ciudad Condal

5 min

Más glamur, imposible. El Hotel Palace Barcelona ha colocado de director temporal a un noble descendiente del káiser Guillermo II de Alemania. Friedrich von Schönburg ha tomado las riendas del hotel de cinco estrellas gran lujo por la baja temporal de Jean-Marie Le Gall, mánager general del antiguo Hotel Ritz, un alojamiento centenario situado en el corazón del Eixample barcelonés, según han informado fuentes conocedoras.

Preguntado por la cuestión, el propio von Schönburg ha precisado que "entró en el alojamiento a mediados de 2019 para colaborar". Según él, es director de operaciones en el establecimiento propiedad del magnate Ali Haddad. Sostiene que Le Gall, un exdirectivo del Hotel Majestic, continúa como general manager, aunque él "ayuda". Lo explica desde un hotel cerrado que, dice, abrirá "tan pronto como sea posible y en las mejores condiciones higiénicas".

"Le Gall no está: von Schönburg es el director"

Fuentes del sector matizan que, en realidad, el noble descendiente del último emperador alemán es el director de facto. "Le Gall hace meses que no está por motivos de salud. El joven lleva las riendas del alojamiento él solo, pues la dirección de Recursos Humanos se ha marchado", explican. De hecho, el nuevo director del Palace aún no ha podido demostrar las habilidades adquiridas en la École Hôtelière de Lausanne, en Suiza, la mejor del mundo según diversos rankings. Desembarcó en el cinco estrellas en 2019 y ha sido ahora en 2020, con la baja de Le Gall, que hace de director general interino.

hotel palace barcelona
Fachada del Hotel Palace Barcelona, cerrado durante la crisis del coronavirus / CG

"Ha tenido que lidiar con la crisis del coronavirus. Las reservas están a cero y la plantilla, en ERTE, por lo que el hotel no reabrirá", ilustran otros directivos del sector. ¿Cuándo arrancará uno de los hoteles más exquisitos de Barcelona? "Pretendían abrir en septiembre para explorar los segmentos ruso y de Oriente Medio, pues parecen ser los únicos mercados potenciales que no estarán desarbolados por el coronavirus", han agregado las mismas voces. Hasta que ello ocurra, el Palace continúa cerrado a cal y canto y, según las fuentes consultadas, en una posición financiera "compleja".

Venta frustrada

Este escenario deriva de la imputación del propietario del Palace, el empresario de la construcción Ali Haddad, detenido en la frontera con Túnez con un pasaporte falso dos días antes de que renunciara el presidente Said Buteflika, a quien se le ha vinculado en diversas ocasiones. Ante la nueva situación procesal del dueño del grupo ETRHB Haddad y expresidente de la patronal de empresarios FCE, su mujer, ahora gestora del patrimonio y del Palace, ordenó diversas desinversiones para ganar liquidez. Ello incluiría el cinco estrellas barcelonés, que sondearon dos fondos de inversión. La operación, que incluyó visitas presenciales, no se completó.

marbella club
El Marbella Club, fundado por Rudolf Graf von Schönburg, el Conde Rudi, padre de Friedrich von Schönburg / CG

Este es el tablero en el que hace de director accidental Friedrich von Schönburg. ¿Pero quién es la nueva promesa de la hotelería barcelonesa? Es hijo de Rudolf Graf von Schönburg y María Luisa de Prusia, prima de la Reina Emérita Sofía. Esta última noble es descendiente directa de Guillermo II, el último káiser alemán. Su padre, el Conde Rudi, llegó a Marbella (Málaga) huyendo del castillo familiar de Glauchau, en Sajonia, ante el avance de las tropas soviéticas en 1945. El resort de las realezas europeas y los superricos abrió en 1950 de la mano de Rudi y su primo, Alfonso de Hohenlohe. El retoño del cocreador del Marbella Club pasó por Lausana, sí, pero también por diversos hoteles de Londres, incluido el mundialmente famoso The Savoy. Ahora tiene el cometido de aguantar y relanzar el Palace, un clásico del lujo nacional tocado por varias crisis.