Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cocineros en Espai Kru, uno de los restaurantes de Grupo Iglesias / CG

Grupo Iglesias recibe el aval del administrador para continuar

La empresa de restauración socia de Albert Adrià tiene luz verde para "reemprender" su actividad si halla oxígeno para una deuda de 8,5 millones

5 min

Grupo Iglesias ha recibido el aval del administrador concursal para continuar su actividad. La firma de restauración barcelonesa, socia del chef michelin Albert Adrià en proyectos como El Barri, podrá "reemprender" su actividad si logra oxígeno para pagar una deuda que ronda los 8,5 millones de euros. 

Lo ha explicado a este medio el abogado que tutela el proceso de insolvencia de Grupo Iglesias. Según el letrado de Convenia Concursal, la enseña de restauración ha concluido el examen previo de las cuentas de la empresa, y a continuación informará al juzgado de que hay mimbres para la continuidad del conglomerado si sus propietarios así lo estiman. "Sin embargo, la decisión final es de la empresa", ha recordado el administrador. 

Deuda de 8,5 millones

Serán, pues, los hermanos Iglesias, dueños de la icónica firma que lleva 30 años operando en Barcelona y que se ha extendido a Miami (Estados Unidos), quienes se avengan o no a continuar la actividad del grupo. El concurso presentado inicialmente era de continuidad, pero ello puede cambiar. ¿De qué depende? "Los empresarios pueden presentar ahora una propuesta de convenio, una de liquidación o una de venta", detalla la misma fuente. 

Ello dependerá de, por ejemplo, dar entrada a un nuevo inversor que ayude a sanear las cuentas de la empresa, que opera cargada con una deuda cercana a los 8,5 millones de euros. "Los restaurantes han funcionado antes de la pandemia, por lo que los administradores pueden tener más margen para encontrar un socio inversor", ha recordado el letrado que tutela los libros de Grupo Iglesias.

Plazo de 30 días

¿Qué pasará ahora? El grupo barcelonés de restauración tiene ahora 30 días para aclarar su situación, escenario que se tornó preocupante en abril, cuando la firma entró en concurso, tal y como avanzó Metrópoli Abierta. Preguntadas por este medio, interlocutores cercanos a los hermanos Iglesias han preferido no comentar, habida cuenta de lo delicado de la situación de la compañía. 

No obstante, cabe recordar que un antiguo socio, el propio Albert Adrià, avanzó que ayudaría a sus antiguos partners, como explicó este medio. Lo comunicó después del seísmo que causó la noticia de que la alianza El Barri, una marca-paraguas que agrupaba a cinco restaurantes, cuatro de ellos con estrella Michelin, echaba el cierre por la vía de la autodisolución. El Barri era una entente empresarial de Adrià con Grupo Iglesias y su fin sacudió al sector. 

Pérdida para la restauración

En efecto, el fin de El Barri ha sido una de las pérdidas del tejido comercial producidas por la pandemia más sonadas. El Gremio de Restauración de Barcelona llegó a tildar los cierres de "sangría". El anuncio de que se liquidaba la aventura empresarial conjunta llegó después de que la organización empresarial recordara que los bares y restaurantes de la Ciudad Condal habían abierto un 60% menos de horas que los de Madrid hasta abril de 2021. 

Por su parte, Albert Adrià matizó tras el anuncio de la disolución de la entente con Grupo Iglesias que mantendrá abierto Enigma, un restaurante con una estrella Michelin que dirige el hermano del también laureado maestro de los fogones Ferran Adrià. El concurso de Grupo Iglesias, que "ha reabierto algunas unidades de negocio" con el levantamiento de las restricciones a las restauración, es paralelo al fin de la alianza michelin