Menú Buscar
Plaza Francesc Macià, una zona de Barcelona con un alto número de empresas / GOOGLE

La sangrante fuga de empresas de Cataluña en 2018

La diferencia de facturación entre los negocios que entran y salen de la región refleja un saldo negativo superior a los 14.000 millones de euros

22.02.2019 10:43 h.
4 min

El número de compañías que trasladaron su sede social fuera de Cataluña en 2018 fue 2.812 empresas. Este es el dato que refleja el estudio sobre cambios de domicilio de negocios de Informa D&B, Esta cifra es la más alta de entre todas las comunidades autónomas españolas, según el citado documento, y además supera con creces el número de empresas que se han trasladado desde otras regiones a la catalana: un total de 509 negocios. Lo que afecta indudablemente a la diferencia negativa en la facturación entre compañías entrantes y salientes.

Cataluña es, por tanto, una de las cinco comunidades con saldo negativo entre las compañías que llegan y se van del territorio, con una diferencia muy superior a las otras cuatro. Cataluña ha perdido --en términos de cambio de sede social-- 2.303 compañías. Le sigue en este negativo ránking Castilla-León, con una pérdida de 71 compañías, y el País Vasco, con 29. Por último se encontraría Asturias, con un número rojo de 18 negocios.

Fuga de empresas y de facturación

A lo que a facturación se refiere, Cataluña refleja una pérdida de 14.900 millones de euros si se compara la recaudación de las empresas llegadas al territorio y las fugadas. El estudio asegura que de las cerca de 3.000 empresas que se han marchado, 25 tenían una cifra de negocio superior a los 100 millones de euros. Es decir, que eran grandes compañías.

Las comunidad autónoma que más compañías recibe desde la región catalana es Madrid. El 59% de la fuga de empresas elige la capital como nueva sede social, mientras que un 10% prefieren trasladarse a Valencia y un 7% a Aragón.

Madrid, la que más empresas recibe

La Comunidad de Madrid es el territorio que más compañías eligen para trasladar su registro. Y Cataluña es la que más le aporta. De las más de 3.000 que llegaron a Madrid en 2018, la mitad estaban inscritas anteriormente en los registros catalanes. Las empresas fugadas de la capital fueron 1.350 en 2018, lo que arroja un saldo positivo entre las llegadas y las marchadas de 1.699 compañías. En términos de facturación, la diferencia también es positiva: 11.600 millones de euros.

En total, 6.922 han cambiado de domicilio en España en 2018. Este dato refleja un incremento del 81% respecto al obtenido hace cuatro años. 

Caída constante

El histórico de cambio de sedes empresariales que refleja el estudio apunta que Cataluña lleva desde 2014 con un saldo negativo, aunque la tendencia no ha sido pareja. Entre 2014 y 2015, el número rojo se redujo desde los -322 a los -254 y el año siguiente creció de forma leva hasta los -379 negocios. En 2017, año en el que se celebró el referéndum del 1-O y con su posterior DUI, la fuga de empresas sufrió un espectacular auge que alcanzó un saldo de -1.347 compañías, que ha continuado creciendo en el pasado ejercicio. 

En el lado contrario de la balanza se sitúan Madrid, Baleares, Cantabria y La Rioja. Las cuatro comunidades han mantenido saldos positivos entre las sociedades que llegan y las que salen desde 2014.