Menú Buscar
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, durante un acto público / CG

Foment del Treball señala como político el 'paro de país' del 11-O

La patronal considera que la huelga, que se producirá de forma previa a la sentencia del 'procés', no atiende realmente a cuestiones laborales

01.10.2019 18:47 h.
3 min

Foment del Treball se muestra en contra del paro de país convocado para el 11 de octubre por los sindicatos independentistas CSC-Intersindical e Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC). La patronal considera que la huelga tiene una "motivación estrictamente política", según un comunicado difundido este martes, y no atiende realmente a cuestiones laborales.

En su junta directiva, Foment ha mostrado su rechazo a la convocatoria, que considera que perjudica los intereses de los trabajadores y de la actividad económica y empresarial. Por su parte, los organizadores han justificado el paro como una herramienta para reclamar "derechos laborales y sociales", aunque la protesta se producirá pocos días antes de que se conozca la sentencia del juicio del procés.

Las patronales, en contra de los paros

Previamente a que se convocara el paro del 11-O, las patronales Foment y Pimec mostraron su rechazo a una huelga como forma de protesta por la sentencia del procés. El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, había asegurado con anterioridad que estan "totalmente en contra". “Nuestra hoja de ruta no es parar el país, sino incrementar la actividad empresarial para revertir sus resultados en el bienestar de las personas", afirmó.

Asimismo, Foment lamenta que la "inestabilidad política y el clima de tensión" generan "consecuencias negativas para la economía catalana". De este modo, la patronal ha instado a las instituciones políticas a contribuir al diálogo "que facilite la gormación de gobiernos estables en Cataluña y España".

Canadell miniminza el impacto

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, ha asegurado que un día de paro podría suponer un 0,44% del PIB si se alcanzara el 100% de la actividad durante 24 horas, lo que ha remarcado que "parece casi imposible". "Estimamos que el efecto real del paro de un día no llegaría al 0,15% del PIB", ha señado.

Asimismo, Canadell ha enviado un mensaje contra las patronales que se han opuesto a los paros: "Decir que no se puede parar la economía un día, cuando todos sabemos que los presos políticos están en la cárcel por haber defendido un Estado como única opción para solucionar definitivamente este déficit, dice muy poco de aquellos que pretenden defender la empresa catalana".