Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un instante del festival Cerdanya Music Fest en Llívia (Girona) / Cedida

La Cerdanya no tiene suficientes ‘pijos’ para llenar dos festivales de verano

La comarca de veraneo de Cataluña da una discreta acogida al 'Cap Roig de montaña' de Juli Guiu, vicepresidente de márketing del Barça

7 min

Dos saraos son demasiados. La Cerdanya, la comarca de descanso de los pijos catalanes, parece haber dicho que no necesita dos ciclos de música. El enclave pirenaico ha dado una fría acogida al primer evento veraniego en la montaña del organizador del Festival de Cap Roig, una iniciativa que buscaba arañar mercado a un competidor que este año ha celebrado su segunda edición. 

Es lo que explican fuentes del sector, que detallan los obstáculos que ha hallado la promotora Clipper's Live, de Juli Guiu, vicepresidente de márketing del FC Barcelona, para despertar el interés del público con su Summerfest Cerdanya 2022, el festival de verano hermano de Cap Roig, en la Costa Brava, que buscaba restar cuota al Cerdanya Music Festival, de Concert Studio, organizador del Festival de Pedralbes

Entradas sin vender

Las voces consultadas recuerdan que el Summerfest ha quedado con "entradas sin vender", lo que le ha restado pegada. En efecto, en la página web del certamen musical se admite que cinco de los ocho conciertos presentan tiqués sin vender, pese a que los artistas de las veladas son nombres de la talla de Antonio Orozco o Sergio Dalma

Asimismo, la celebración de dos festivales simultáneos, el Summerfest, del 13 de agosto al 27, y el Cerdanya Music, del 10 al 20 de agosto, y el hecho de que rivalizaran en distancia (uno se celebraba en Puigcerdà y otro en Llívia, dos poblaciones a menos de 7 kilómetros de distancia), ha aflorado carencias. El público ha confundido eventos y la oferta complementaria, como hoteles o restaurantes, ha ganado, sí, pero el impacto económico se ha dispersado. 

"Demasiada oferta"

Lo pone negro sobre blanco Natividad Bover, presidenta de la Asociación de Bares y Restaurantes de La Cerdanya. La también pequeña empresaria reconoce que "en líneas generales, los festivales ayudan a la comarca". Ello es así porque "el cliente se aloja en tu hotel y viene a comer, aunque cena en el village del festival", lo que redunda en "mayor contribución económica y creación de empleo".

Eso sí, quizá dos festivales para un valle con 9.518 personas censadas, por mucho que se engrose esa población en las épocas punta de verano e invierno, son demasiados. "Algunos clientes nos han comentado que quizá había demasiada oferta de ocio. No sabían qué hacer, si ir a un sitio o a otro", admite. Una disyuntiva agravada por la coincidencia temporal. "No tiene lógica que un destino tan atractivo como La Cerdanya tenga solo conciertos dos semanas al año. Los operadores privados tendrían que reflexionar: que no se solapen y busquen otras fechas", prescribe. 

Concert Studio: "Consolidados"

Preguntado por la cuestión, Martín Pérez, fundador y director de Concert Studio, ha enfatizado en que el Cerdanya Music Fest "se ha consolidado" en su segundo año de celebración en Llívia. "Estamos absolutamente enraizados. Hemos recibido felicitaciones de los alcaldes de la zona, que nos han congratulado por ayudar a llenar restaurantes y hoteles. Y eso que el tiempo ha sido infernal: ha llovido casi todos los días". 

Con elegancia al no querer hablar de sus rivales, Pérez ha destacado que el festival "se volverá a celebrar como estos dos últimos años". Es así porque "es una cita que la gente ya conoce, con un cartel de primer nivel y aportación al tejido local". Rivalice o no con el Summerfest Cerdanya, su competidor continuará como hasta ahora. 

Clipper's: "Entradas agotadas"

A su vez, una portavoz de Clipper's Studio se ha limitado a informar de que el festival "sigue en marcha" y que concluirá el próximo sábado 27 de agosto con un concierto de Taburete, la banda liderada por Willy Bárcenas, que presenta "todas las entradas agotadas". 

summerfest la cerdanya
Imagen de un momento del Summerfest, el festival de Clipper's en La Cerdanya / Cedida

Este medio ha preguntado si la promotora de Juli Guiu ha tenido que anular algún concierto por falta de entradas vendidas. Desde la firma han recordado que en el Cerdanya Music Fest, el rival, "se canceló el concierto de Rafael". Otras fuentes del sector apuntan a que esta decisión se debe a la falta de aforo, cuestión que ninguno de los implicados ha señalado. 

Trasfondo: guerra por los festivales elegantes

Lo que subyace en La Cerdanya es otra entrega de la batalla por el cliente del festival coqueto. Como avanzó este medio, el organizador de Cap Roig rompió la pax musical este año con un intento de quedarse con el Festival de Pedralbes, que gozaba de un permiso especial del Ayuntamiento de Barcelona. Ello amenazó la joya de Concert Studio, que entretiene el verano en la zona alta de la Ciudad Condal desde hace una década. 

Finalmente, la administración local renovó con la empresa de Martín Pérez, aunque lo hizo después que la enseña de Guiu retirara su interés. Sin solución de continuidad, Clipper's presentó su intento en La Cerdaña, donde ya se celebraba otra cita veraniega por segundo año. Pero el nuevo ciclo de Guiu y su equipo ha terminado por saturar la oferta lúdica del destino.