Menú Buscar
El Ministerio de Asuntos Económicos, que dirige Nadia Calviño, formaliza la solicitud al SURE / EP

España solicita 20.000 millones al fondo europeo para financiar los ERTE

El mecanismo fue uno de los tres aprobados por las autoridades comunitarias para dar una respuesta inmediata a los efectos económicos del Covid-19

3 min

España ha formalizado una solicitud superior a los 20.000 millones de euros procedentes del instrumento europeo de mitigación de los riesgos de desempleo, conocido como SURE, lo que supone un 20% de la cuantía total con la que está dotado.

Según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el importe final que se destine a España dependerá del volumen que soliciten los restantes países interesados en este programa, entre otros factores. Se estima que lo harán, al menos, otros 17 estados miembros de la Unión Europea.

 

 

España pide más de 20.000 millones del SURE / EP

Iniciativa de la Comisión

El SURE, una iniciativa de la Comisión Europea liderada por su presidenta, Ursula von der Leyen, forma parte del conjunto de mecanismos por valor de 550.000 millones de euros que las autoridades comunitarias movilizaron de forma rápida para atender con urgencia las necesidades inmediatas derivadas de la crisis económica desatada como consecuencia de los efectos del coronavirus.

El fondo está principalmente destinado a financiar las medidas para la salvaguarda del empleo, especialmente basadas en mecanismos como el de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que se aplican en España y otros países miembros.

Ayudas a autónomos

Además del SURE, la Comisión Europea también aprobó una línea del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) por importe de 240.000 millones de euros y un conjunto de avales del Banco Europeo de Inversiones (BEI), destinados fundamentalmente al apoyo de las empresas.

En el caso del SURE, también se pueden utilizar sus recursos para financiar la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos, así como la prestación por incapacidad temporal para personas que hayan estado de baja como consecuencia del Covid-19 o el apoyo a trabajadores fijos discontinuos, en particular del sector turístico. Una vez determinado el importe final por parte del Consejo de la UE, a propuesta de la Comisión Europea, el crédito será desembolsado a los Estados que soliciten este instrumento en varios tramos. El primero de ellos podría recibirse en otoño de 2020 y, el resto, a partir de 2021.