Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El palacete de Joan Gaspart embargado en Barcelona / GOOGLE STREET VIEW

Embargan el palacio de Joan Gaspart en Barcelona por una deuda de casi tres millones de euros

El presidente de Husa y exdirigente del Barça acaba de recibir la notificación de ejecución extrajudicial de la hipoteca sobre la casa de casi 700 metros cuadrados en Sarrià

2 min

Adiós al palacete de Joan Gaspart Solves en el barrio de Sarrià de Barcelona. El que fuera presidente del Fútbol Club Barcelona entre 2000 y 2003 y actual dirigente del grupo hotelero Husa --en concurso de acreedores desde 2014-- acaba de recibir la notificación de ejecución extrajudicial de la hipoteca que recae sobre la vivienda de casi 700 metros cuadrados que posee en la capital catalana.

La mansión construida en 1991 de la calle Pablo Alcover, 43, era la residencia habitual de Gaspart en los últimos años. Con dos plantas, además de un bajo y el sótano, está tasada en 5,8 millones de euros. No obstante, el embargo se ha producido por la deuda actual de 2,8 millones que recae sobre el inmueble y que, por el momento, el exdirectivo del Barça.

Hipoteca del Banco Sabadell

El palacete tiene concedida una hipoteca por el Banco Sabadell, que fue cedida en mayo de 2020 a la sociedad Guimida Promociones, creada en enero de ese mismo año. Tal y como ha avanzado El Confidencial referente al embargo, el préstamo asciende a 2,2 millones de euros. A lo que deberían sumársele los intereses.

Sobre la vivienda de Gaspart, además del préstamo, recae un embargo de Hacienda cercano a los 600.000 euros, según ha avanzado el mismo digital. Esta es la cifra por la que la Administración comienza a incluir a los contribuyentes en su lista de morosos.

Adquisición y usufructo

Gaspart adquirió en enero de 1989 el inmueble de Sarrià. Sin embargo, en una curiosa jugada donó el usufructo de la vivienda a su mujer, María Asunción Bueno Guerin, y a su hija, María Paz Gaspart Bueno, por un periodo de 15 años.

El presidente del grupo hotelero Husa recuperó tras esa década y media el usufructo del palacete. Ahora, tras la notificación de ejecución extrajudicial de la hipoteca, la vivienda podría salir a subasta por un valor de 5,8 millones de euros.