Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la primera jornada de la 26 edición del Debate sobre el Estado de la Nación / EP

Desplome bursátil de la banca tras anunciar Sánchez un nuevo impuesto al sector

Las grandes entidades se dejan entre un 5% y un 9% después de media sesión tras conocerse que el Gobierno detraerá 3.000 millones de sus beneficios en dos años

3 min

El sector financiero español sufre un notable desplome en bolsa después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya anunciado un nuevo impuesto al sector que supondrá detraer de sus beneficios en torno a 3.000 millones de euros en los dos próximos años. Pasada la media sesión, los retrocesos de las entidades oscilan entre el 5% y el 9%. 

En concreto, los títulos de Caixabank, hasta el momento uno de los mejores valores del Ibex 35 en lo que va de año, son los más penalizados, con caídas superiores al 9%. No le van a la zaga Bankinter y Banco Sabadell, cuyos títulos acumulan retrocesos superiores al 8%. 

En este caso, los menos penalizados en términos absolutos son Santander y BBVA, con una mayor exposición a los mercados internacionales que los anteriores. En el caso del banco que preside Ana Botín, las caídas rozan el 5%, mientras que los descensos para la entidad con sede en Bilbao se aproximan al 6%, con la acción muy cerca de perder la referencia de los 4 euros. 

El comportamiento del sector financiero, al que también se ha sumado Mapfre, con descensos superiores al 5%, ha hecho que el Ibex se desmarque del resto de los principales índices europeos, con descensos que se aproximan al 1,5%, que contrastan con los más moderados, en torno al medio punto porcentual, que reflejan plazas como París, Milán o Amsterdam.

También a las eléctricas

Durante la primera jornada del debate sobre el estado de la nación, que vuelve a celebrarse este año tras siete de ausencia, Pedro Sánchez ha anunciado una serie de medidas para tratar de compensar la difícil situación que se plantea con vistas a la segunda mitad del año, con una inflación disparada y serias amenazas de una posible recesión a final de año.

Entre estas medidas se incluyen impuestos temporales a los sectores financiero y energético, con los que el Gobierno pretende elevar en 12.000 millones de euros la recaudación durante los dos próximos años.

El presidente del Ejecutivo también ha anunciado otras iniciativas dirigidas a las rentas bajas y medias, como la compensación del 100% de los abonos de transporte de Cercanías y de media distancia de Renfe durante el último trimestre del año.