Menú Buscar
Fotografía de dinero / EP

El coronavirus provoca una caída del 6% en la riqueza de las familias españolas

El dinero de los hogares se sitúa en los 1,5 billones de euros, coincidiendo con el inicio de la pandemia

3 min

El coronavirus ha provocado que la riqueza de los españoles se haya reducido el 6,2% en el último trimestre en comparación con el anterior, según el Banco de España. Así, con la actualización del supervisor, el dinero de los hogares se situó en los 1,526 billones de euros hasta marzo, momento que coincide con el decreto del estado de alarma. La cifra también es el 1,4% inferior a la registrada en el mismo periodo del 2019.

El propio Banco de España recalca que este descenso fue el resultado “de una adquisición neta de activos financieros de 43.000 millones en el último año, pero de unas revalorizaciones y de unas pérdidas netas negativas de 68.000 millones, debidas, fundamentalmente, a la caída de las cotizaciones bursátiles al inicio de 2020 como consecuencia de la crisis del coronavirus”.

Dinero en efectivo

Por su parte, los activos financieros netos de los hogares representaron el 123,2% del PIB, 4,4 puntos porcentuales menos que un año antes. Dichas posesiones, que engloban el dinero en efectivo, acciones y fondos de inversión, a finales del primer trimestre superaron los 2,287 billones de euros (-1,1% que en 2019) sin descontar la deuda.

Respecto a la disposición de la riqueza de los españoles, el dinero sigue siendo la opción preferida. El 40% (dos puntos más que en el anterior registro) del total pertenece a efectivo y depósitos, lejos del 27% (1,8% menos) de participaciones en capital de empresas. Los planes de pensiones o participaciones de fondos de inversión siguen a la cola con un 16% y un 13% respectivamente.

Deuda bruta

Respecto a la deuda bruta de las sociedades no financieras y familias asciende los 1,6 billones de euros, lo que supone un 129% del PIB. No obstante se ha llegado a reducir un 3,7% respecto al mismo período del año anterior.

La deuda consolidada de las sociedades no financieras representó un 73,1% del PIB, aunque si se incluye la deuda entre empresas se eleva al 93,7 %; en el caso de los hogares fue de un 56,9%.