Menú Buscar
Edificio de CNMC junto a la Torre Agbar de Barcelona / GOOGLE MAPS

La CNMC cuelga el cartel de 'completo' en su edifico del 22@ siete años después

Tras varios años sin apenas uso, el acuerdo con la CNMV para mudar sus oficinas de Barcelona permite ocupar los más de 12.000 metros cuadrados

5 min

Siete años ha tardado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en llenar los más de 12.000 metros cuadrados de su sede en el distrito 22@ de Barcelona. El acuerdo firmado, ayer jueves, con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para desplazar hasta allí su delegación permitirá llenar el espacio, con poco uso desde que en 2013 el Gobierno dejara sin efecto la mudanza completa a la capital catalana de la entonces Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), ahora integrada en el organismo regulador.

La promesa del expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de descentralizar parte de las instituciones estatales y llevarlas a Cataluña desembocó en la construcción del edificio de CMT en 2008. Un icónico inmueble público en el distrito tecnológico de Barcelona con capacidad para más de 500 personas y que en 2010 fue inaugurado tras desembolsar más de 62 millones de euros. Sin embargo, el Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió frenar el plan en 2013 y la CNMC se encontró con un coloso sin apenas uso.

Sin inquilinos

De hecho, en los últimos años este ha sido uno de los principales quebraderos de cabeza del organismo regulador. Sin embargo, la burocracia ha sido un tope que ha impedido buscar nuevos inquilinos ya que limitaba la llegada de empresas privadas. Esto supone una paradoja: contar con espacio libre en la zona de oficinas más demandada de Barcelona y con menos stock disponible. Pese a ello, la idea fue en todo momento llenar el edifico con otras compañías del sector público o, al menos, con algún organismo internacional.

Ha sido este jueves cuando se ha firmado el pacto con la CNMV, que dejará sus oficinas en el edificio de Borsa de Barcelona, en Paseo de Gràcia, para alojarse en el edificio de la CNMC. El regulador bursátil cuenta con una plantilla de 18 personas en la capital catalana. Según un comunicado emitido por ambos entes, el cambio dará acceso a las “modernas instalaciones y espacios con que cuenta el edificio”.

Acogida de encuentros internacionales

Fuentes de la CNMV no han aclarado a este medio si el cambio de sede comportará un incremento de las capacidades de la delegación de Barcelona ni cuántos metros cuadrados requerirán. Sí han reconocido que el auditorio del edificio de CMT ha sido determinante ya que permitirá celebrar reuniones internacionales de la Autoridad Europea de Mercados y Valores (ESMA) y la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO).

La mudanza se producirá una vez finalizadas algunas reformas. Así, desde la CNMC aseguran que “cuando se incorpore la delegación, todas las plantas del edificio estarán ocupadas”.  Además de los dos organismos reguladores, el espacio también alberga la redacción de la Agencia Efe en Barcelona y la Casa Asia. La firma pública de comunicación se instaló en el lugar en 2018 y ocupa mil metros cuadrados.

Efecto dominó

La salida de la CNMV de Borsa de Barcelona genera un efecto dominó. Las oficinas de Paseo de Gràcia,19 servirán para alojar el Pier 05, un hub fintech acordado entre BME y Barcelona Tech CityEl acuerdo, anunciado el pasado verano, dará cabida a un espacio de más de mil metros cuadrados para albergar un “nuevo epicentro tecnológico y financiero”.

La puesta en marcha del nuevo espacio está prevista para 2021 a causa del impacto de la crisis del coronavirus y la adecuación del edificio. El objetivo es dotar a las startups de recursos provenientes de los mercados de capitales.