Menú Buscar
El delegado del Gobierno, Enric Millo; el presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, el presidente español Mariano Rajoy y el presidente de la CEOE, Juan Rosell (de izquierda a derecha) / CG

El líder de CEOE afirma que “es hora de romper status quos”

Juan Rosell reclama “planificar el futuro de forma conjunta” e impulsar reformas a partir del 21D

Maria Jesús Cañizares / Cristina Farrés
2 min

El presidente de CEOE, Juan Rosell, ha hecho un llamamiento este miércoles a “romper muchos status quos” en España, “tecnoestructuras públicas y privadas de los que quieren mantener los privilegios”. En la entrega de premios de la patronal catalana, Foment del Treball, el líder empresarial ha asegurado que es el momento de “planificar el futuro de forma conjunta” y de empezar a plantear reformas, especialmente en clave catalana. “Restan votos, pero curan y son positivas”, ha sentenciado.

Representan el camino para solucionar “de forma definitiva y con el acuerdo de todos los españoles sin ningún privilegio ni exclusión” la cuestión catalana. Así lo ha defendido ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Indica que en el momento actual “tenemos la última oportunidad de buscar soluciones, tender puentes y arreglar cosas”, algo que se plantea a partir de las elecciones del 21D.

Pasar página a los errores

Ha asegurado que se necesitarán “buenas dosis de optimismo, pragmatismo y realismo” sin mirar la vista atrás por ahora. Porqué considera que ha habido “muchos errores” de todo el mundo, tanto de las instituciones catalanas como del Gobierno central. “Es necesario abrir una nueva etapa”.

Y en este sentido, pide que se lance una “planificación de forma conjunta” porqué en pleno siglo XXI “no podemos mirar hacia atrás cuando todo el mundo se hace competitivo”. Esto pasa por no dejar “a nadie en la cuneta”, una apartado más en clave económica en la que ha reclamado una buena política de formación para atajar los altos niveles de paro que aún se arrastran en el país.

Rosell ha asistido a la entrega de premios de Foment del Treball sin el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi