Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los líderes de UGT, Camil Ros (i) , y CCOO, Javier Pacheco (d) en Barcelona / KIKE RINCÓN - EUROPA PRESS

CCOO y UGT recuperan el “derecho a decidir” en la Diada

Los sindicatos exigen “diálogo y negociación” y una “reforma del Código Penal, suspender las extradiciones y retirar las imputaciones” de los políticos huidos en su manifiesto del 11S

6 min

CCOO y UGT han hecho público el manifiesto conjunto del “sindicalismo de clase y organizado” que se reparte el grueso de la representatividad del mundo del trabajo para la Diada. El documento pretende aportar un punto de equidistancia en un momento de “estabilidad política” tanto en la Generalitat como en la Moncloa, pero demuestra, en el fondo, cómo han penetrado las tesis independentistas en las organizaciones. En él, se reivindica de nuevo el “derecho a decidir” como máximo objetivo para superar la crisis política del nacionalismo catalán.

Afirman que “los derechos nacionales avanzarán con el avance de los derechos sociales”, pero sus reivindicaciones de “diálogo y negociación” pasan por la exigencia al Ejecutivo de Pedro Sánchez de una “reforma del Código Penal” que, por ahora, no es la prioridad del presidente.

Facilitar el regreso de Puigdemont

Los sindicatos aplauden los indultos, pero piden ir un paso más allá. “Damos apoyo a la resolución de la Asamblea del Consejo de Europa que pide la reforma del Código Penal, suspender las extradiciones y retirar imputaciones contra otros cargos”. Es decir, básicamente facilitar el regreso del expresidente catalán Carles Puigdemont al territorio sin responsabilidades penales. Cuestión que incluso levanta recelos en algunos sectores de ERC que consideran que sus líderes sí pasaron por la cárcel, aunque no hay consenso ni en esta formación.

También dan un espaldarazo a la “mesa de diálogo y negociación” que “ofrece grandes oportunidades a pesar de las profundas dificultades y la complejidad de las cuestiones que se dirimen”. Reconocen que es un “retorno a la política tras la judicialización del conflicto” pero mantienen que, de por si, no brindará la ansiada solución sin que se permita ejercer este “derecho a decidir”.

Debate lingüístico

Ni CCOO ni UGT van más allá en definir qué se debería someter a consideración de los catalanes. Las diversas almas políticas que conviven en las organizaciones del trabajo no consiguen consenso en este sentido --¿una reforma del Estatut?, ¿un referéndum de autodeterminación?--, así que se opta por pasar de puntillas por esta cuestión.

Sí son más frontales en el debate lingüístico. Cuando aún colea la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que exige la neutralidad en los exámenes de selectividad, los sindicatos muestran su “compromiso con la lengua catalana”. La tildan de “factor de cohesión y de igualdad de oportunidades” y aseguran que su reivindicación la ejercen “de forma constante en el mundo del trabajo”.

Cataluña, un solo pueblo

También hablan de Cataluña como “un solo pueblo” en el marco de una efeméride, el 50 aniversario de la Assemblea de Catalunya que vio nacer al sindicalismo de clase y se celebrará este jueves. “Somos un solo pueblo porque hemos sido, somos y seremos un país de acogida, construido con los saberes y el esfuerzo de gente de todo el mundo que convivimos gracias a los derechos y libertades individuales”.

En clave laboral, insiste en la “derogación de todas las reformas” del mercado del trabajo y en la necesidad de reformular el Pacto Nacional para la Industria. Eso sí, con la “dotación presupuestaria necesaria” que permita en esta ocasión ejecutar las líneas indicadas para reforzar el tejido productivo local. De hecho, el consejero de Empresa, Roger Torrent (ERC), iniciará el debate con los agentes sociales para renovarlo este mismo viernes.

Precariedad laboral

CCOO y UGT advierten de la precariedad en los contratos y en los salarios, de la desigualdad de género, de las carencias de oportunidades que se brindan a los jóvenes y de la necesidad de “modernizar los servicios públicos para conseguir que Cataluña se constituya como un Estado del bienestar avanzado”. Además, reclaman un “gran pacto que oriente el cambio de modelo productivo del turismo”.

Los representantes de los trabajadores piden “aprovechar la Diada” para “reiterar nuestro compromiso en la defensa de las libertades democráticas, los derechos sociales y el autogobierno catalán” con el objetivo de “empoderar a la clase trabajadora”.