Menú Buscar
Acto de adhesión de España al proyecto FCAS del caza europeo / EJÉRCITO DEL AIRE

España entrará en el proyecto del futuro avión de combate europeo en mayo

Alemania y Francia anuncian la primera adjudicación para crear el nuevo caza y destacan que la intervención de la industria española se realizará en una fase posterior

3 min

El Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS, por sus siglas en inglés) ya ha comenzado de forma oficial. Alemania y Francia han anunciado la adjudicación del primer contrato para iniciar este proyecto, al que España se unirá en mayo. 

La concreción de las fechas del plan que creará el próximo caza europeo han creado un primer encontronazo entre los gobiernos de estos países. Las naciones alemana y francesa aseguraron que la industria española se añadiría al proyecto en una fase mucho posterior, un dato que ha desmentido el Ministerio de Defensa nacional. 

El plan de Alemania y Francia

Dassault Aviation, Airbus y los socios de esta última --MTU Aero Engines, Safran, MBDA y Thales-- han sido los adjudicatarios de este contrato inicial del futuro avión de combate, es decir, de la fase 1A del proyecto. En la información distribuida a los medios se detallaba que "el siguiente paso destacado" del programa para el caza europeo "será la incorporación de España y la participación de un nuevo grupo de suministradores a partir de la Fase 1B, que se iniciará cuando la Fase 1A haya finalizado con éxito". 

Desde el Ejecutivo nacional aseguran que el plan era que España y la industria española firmara una carta de intenciones en marzo, paso previo para sumarse al acuerdo de la construcción del FCAS dos meses después, según publica ABC. Indra es la compañía coordinadora del FCAS por España, mientras que Dassault lo es por Francia y Airbus por Alemania.

Quejas de Airbus

La decisión del Ministerio de Defensa nacional levantó las críticas de la filial española de Airbus, quien busca representar al tejido industrial español además del alemán. El consejero delegado de la empresa de aeronáutica, Guillaume Faury, tildó de "error" la decisión del Gobierno de España el mismo día que se dio a conocer la adjudicación inicial del FCAS.

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, aseguró que la compañía contaba con "las capacidades tecnológicas suficientes" para "representar a la industria española" con rigor. Una opinión que también ha sido defendida de forma pública por altos cargos de Defensa.

Destacadas en Business