Menú Buscar
El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell / EFE

Canadell critica las medidas del Gobierno y le exige dinero para hacer frente al coronavirus

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona considera una "irresponsabilidad" rechazar el confinamiento de Cataluña

5 min

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, vuelve a ir por libre en las reclamaciones de las empresas y, este lunes en una rueda de prensa a través de redes sociales, ha apostado por el cierre total de todas aquellas compañías que no sean de sectores estratégicos para hacer frente al coronavirus. Asimismo ha aprovechado la ocasión para exigirle al Gobierno que se haga cargo de los costes que ello implica.

Canadell ve un “error” que "el Estado" no haya confinado Cataluña tal y como reclama el Govern y le pide que “de marcha atrás”. Le reclama al Gobierno de Sánchez que “aporte líquidez a pymes y autónomos y que flexibilice la jornada laboral”, así como que tramite la gestión de expedientes de eegulación de empleo (ERTEs) y suspenda el pago de cuotas sociales y de autónomos “para que las empresas se centren en el pago de nóminas y otras herramientas básicas”. “La Administración central debe asumir la mayoría de los costes de la crisis”, sentencia y también requiere al “mercado financiero” que arrime al hombro.

Diez medidas

El Consejo General de Cámaras de Cataluña han elaborado un listado de diez demandas al Estado entre las que descatan: que no permita los recursos de ejecución de pagos y que los bancos alarguen los periodos de retorno; que abran líneas de crédito y aval; que se garanticen unos ingresos mínimos a los autónomos mientras dure la afectación; actuar con diligencia en los ERTEs y que retrasen los pagos de las cuotas de autónomos.

Asimismo, Canadell reclama que Sánchez explique qué medidas concretas e inmediatas va a tomar, “ya que hasta ahora han sido vagas”, asegura, y que ofrezca soluciones para potenciar el teletrabajo durante todos estos días. Asimismo, ha ido más lejos del ámbito de la empresa y ha requerido que se anuncien reducciones fiscales en la investigación sobre el coronavirus y que se alarguen los cursos formativos y el curso escolar. En este último punto, difiere con el Govern de Torra, ya que el consejero de Educación, Josep Bargalló, anunció el pasado viernes que aún no se planteaban ese escenario.

"Irresponsabilidad"

Las exigencias de Canadell han venido acompañadas de una serie de reproches al Estado. Considera que no haber decretado el confinamiento de Cataluña “supone una enorme irresponsabilidad que tendrá consecuencias irreparables”. Pone de ejemplo los casos de confinamiento de China, Italia e incluso Igualada, como modelos a seguir.

Pese a defender que las cámaras de comercio no deben meterse en política, el responsable máximo de la de Barcelona ha hablado sobre las competencias de Cataluña. “Es de sentido común que cada comunidad tiene una situación diferente” por lo que aquellas que tienen las competencias cedidas en Sanidad deberían gestionar el territorio, en referencia a la situación del estado de alarma.

Solidaridad

Por otro lado, el presidente de la Cámara de Barcelona lamenta la situación en la que se encuentra el país debido por la expansión del coronavirus y llama a la sociedad empresarial a que “practiquen el principio máximo de solidaridad” y apliquen “al máximo el confinamiento” para reducir los contactos que puedan provocar más contagios. En este sentido, pide a las compañías que apuesten por el teletrabajo y entiendan la situación de los trabajadores.

Canadell agradece el esfuerzo de los sectores estratégicos y advierte de que Cataluña no se ha encontrado en una situación similar “desde hace 40 o 50 años”. Aun así, asevera que en el mundo empresarial “hay ganas de enfrentarla entre todos”.