Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede de Caixabank en Madrid / EUROPA PRESS

CaixaBank pide 40.700 millones en la subasta del BCE

La entidad solicita el importe máximo dadas las "favorables condiciones ofrecidas" por el Banco Central Europeo

2 min

CaixaBank ha pedido 40.700 millones de euros en la cuarta subasta de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), el importe máximo que podía solicitar dadas las "favorables condiciones ofrecidas", según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los 40.700 millones de euros solicitados este miércoles por el banco se suman a los 9.025 millones de euros dispuestos en las subastas TLTRO III anteriores. Según ha informado la entidad, tanto CaixaBank como BPI han hecho uso de la totalidad de los importes TLTRO III que tenían disponibles "dadas las favorables condiciones" ofrecidas por el BCE.

Crecimiento de la cartera de crédito

Así, el grupo considera que esta facilidad de liquidez "permite asegurar las mejores condiciones de financiación para sus clientes y la sociedad en general". El banco ha informado de que el crecimiento de su cartera de crédito bruto desde comienzos del presente año y hasta el 31 de mayo asciende a 13.279 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,8%.

La semana pasada la banca europea decidió devolver de forma anticipada 214.016,87 millones de euros al BCE procedentes del segundo programa de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-II), que tuvieron lugar entre 2016 y 2017.

Condiciones ventajosas

La economista alemana y miembro del Comité Ejecutivo del BCE, Isabel Schnabel, indicó que el BCE estima que la demanda total de este programa TLTRO-III alcance los 1,4 billones de euros.

Las condiciones a aplicar en la cuarta subasta del programa TLTRO-III son las más ventajosas para la banca hasta la fecha. En abril decidió mejorar su remuneración, por lo que el tipo de interés a aplicar es 50 puntos básicos inferior al tipo medio aplicado en las operaciones de refinanciación del BCE. Esto significa que los bancos le cobrarán un 0,5% al BCE por el dinero que le pidan prestado en el marco de estas operaciones, ya que el tipo de interés de referencia está situado en el 0%.