Menú Buscar
Imagen de un autobús urbano de Barcelona, red de transporte que sufrirá una huelga durante el Mobile World Congress (MWC) / CG

El bus de Barcelona, a la huelga durante el Mobile

Sindicatos proponen parar las 24 horas del día coincidiendo con la feria del móvil en demanda de mejores condiciones laborales

3 min

El autobús urbano de Barcelona irá a la huelga coincidiendo con el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. Tres sindicatos, CCOO, UGT y SIT, proponen paros parciales durante el mes de febrero, que ampliarían a las 24 horas del día los días de la feria del móvil: del 24 al 27 del próximo mes.

Tal y como avanzó Betevé y ha confirmado hoy la parte social, las centrales han decidido convocar paros ante la "precarización laboral" tras "meses de negociación con la dirección". En un comunicado, los convocantes ha avanzado que se reunirán el próximo lunes con el fin de "valorar la situación de bloqueo patronal y presentar la convocatoria de la acción". Bajo su punto de vista, la actitud de los mandos de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) encargados del autobús urbano ha sido "irresponsable".

Huelga durante el congreso del móvil

Cualquiera que fueran sus valoraciones, los sindicatos han informado también de que registrarán la convocatoria de huelga en el Departamento catalán de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias el lunes. La movilización se centrará en paros parciales durante el mes de febrero, protesta que se intensificaría durante el MWC, cuando el bus pararía las 24 horas del día.

Ello es especialmente dañino para la movilidad habida cuenta del incremento de pasajeros en las redes de transporte de Barcelona durante el evento tecnológico. Lo será aún más si los taxistas concretan su amenaza de convocar también movilizaciones coincidiendo con el Mobile.

¿Qué reivindican?

No obstante, los trabajadores de la red de autobús creen justificado abandonar sus puestos de trabajo durante la feria tecnológica. Aseguran que existe una "desidia" de la dirección de TMB, a la que acusan de no actuar ante la existencia de un 15% de contratos precarios y el aumento del abstentismo laboral, que llegaría según ellos al 20%, redundando en una mayor carga de trabajo para el resto de la plantilla.

Asimismo, sostienen que el gestor metropolitano de transporte ha mostrado "poca previsión empresarial" con la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) o veto a los coches contaminantes en Barcelona. La flota, al parecer, aún no cuenta con los 50 vehículos que la gerencia prometió adquirir para cumplir con el objetivo de reducir la contaminación.