Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de la capital catalana, y una de las fuentes ornamentales que forman parte de los activos que gestiona la Sociedad General de Aguas de Barcelona / FOTOMONTAJE DE CG

Barcelona pagará 200.000 euros por estudiar cómo remunicipaliza la gestión del agua

Colau encarga a BCASA un informe exhaustivo para expropiar la concesión de la Sociedad General de Aguas de Barcelona que dirigirá el exdirector de servicios hídricos del AMB

10.03.2017 00:00 h.
5 min

El Ayuntamiento de Barcelona pagará 200.000 euros para estudiar cómo toma el control de la gestión del agua de la capital catalana, un servicio que presta la Sociedad General Aguas de Barcelona, del grupo Agbar.

La comisión de gobierno del pasado 23 de febrero decidió que esta partida se incluya en los presupuestos municipales. Barcelona Cicle de l’Aigua (BCASA) se encargará de elaborar los informes técnicos y jurídicos necesarios para iniciar la “transición hacia la gestión pública del agua”, tal y como consta en la documentación entregada al consejo de administración de la empresa pública que se reunirá el próximo miércoles. Entregará el documento como muy tarde el próximo 31 de diciembre.  

Estudio sobre los activos

De entrada, se deben detallar los activos que forman parte del servicio de agua en alta y cuáles están integrados en la gestión del recurso en baja de Barcelona. Es decir, qué infraestructuras se usan para llevar agua hasta los depósitos de cabecera de la capital catalana (servicio en alta) y cómo se distribuye entre los inmuebles de la ciudad, se recuperan y depuran (servicio en baja).

Tiene que “identificar las posibles limitaciones físicas en la separación de los servicios municipales de Barcelona respecto a los municipios con los que limita” y “determinar qué actuaciones serían necesarias” para dividirlos.

Detalles de la empresa mixta

El ayuntamiento encabezado por Ada Colau quiere disponer de un informe técnico sobre la actual empresa mixta que gestiona el servicio en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) participada por Agbar (85%) y esta administración (15%). Desde conocer la “base del reparto de capital” entre los socios al “detalle de la organización del actual prestador del servicio”. Un análisis de los equipos humanos y materiales.

Concluirá con una radiografía de cómo se paga el servicio “la tasa o la tarifa” y un análisis jurídico de las diferentes opciones de las que dispondría el ayuntamiento para cobrarlo.

Informes jurídicos

El estudio de la remunicipalización deberá incluir un apartado con análisis jurídicos de los “ámbitos competenciales entre las diferentes administraciones”, los “títulos concesionales” y la creación de la empresa mixta del AMB en 2012.

El Tribunal Supremo analiza estas dos últimas cuestiones en el recurso de casación que tiene pendiente de resolver. La fórmula elegida por Xavier Trias, presidente del AMB en ese momento, para crear la empresa mixta fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) hace exactamente un año, anulación que fue recurrida por Agbar.

Nuevo modelo de gestión

Por último, el estudio sobre la remunicipalización del servicio incluirá una propuesta sobre el nuevo modelo de gestión para el “abastecimiento domiciliario a la ciudad de Barcelona”. Deberá proponer un “modelo de gobernanza” y la “prestación del servicio”.

Casi un manual con las acciones que se deberán llevar a cabo para expropiar el servicio a Aguas de Barcelona y crear uno público. Este es el apartado más complejo del análisis. El consistorio ha mostrado sus dudas sobre la concesión actual, mientras que la gestora del servicio asegura que recuperar la titularidad pública significa indemnizarlos por una cifra millonaria.

Ponen de ejemplo Berlín. La ciudad tuvo que pagar 2.000 millones de euros por su remunicipalización.

Llorenç Alerm, responsable del estudio

Llorenç Alerm ha sido nombrado director del encargo por parte de BCASA. La empresa pública formalizará este encargo el próximo lunes.

Recibe el cometido 24 días después de renunciar por motivos de salud a la dirección de los Servicios de Ciclo del Agua del AMB (un cargo que aún está vacante porque Colau retiró en el último momento la candidatura de un ejecutivo imputado, tal y como avanzó Crónica Global, para sustituirle). Esta estructura dependía del área de Medio Ambiente de la institución supramunicipal, dirigida por Eloi Badia. El concejal de Energía de BComú es también el responsable de BCasa.