Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pantallas del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid / EP

La banca acapara el 40% de la reacción alcista del Ibex: más de 17.000 millones

La capitalización de las seis entidades del selectivo se ha disparado más de un 27% en apenas dos sesiones gracias al optimismo generado por la vacuna de Pfizer

5 min

El sector financiero ha sido el primer beneficiado por los avances de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus, cuya revelación ha disparado el optimismo en las principales bolsas mundiales, especialmente las europeas y, más particularmente en la española. El avance global del 12,2% registrado por el Ibex en las últimas dos sesiones se fundamenta en la banca, que se ha llevado cuatro de cada 10 euros apostados por los inversores en el selectivo.

En términos absolutos, esta apuesta se sustancia en cerca de 17.200 millones de euros. Es el montante en el que se ha incrementado la capitalización de las seis entidades financieras que forman parte del principal indicador de la bolsa española. En conjunto, los seis bancos valen ahora en el parqué un 27,1% más que el pasado viernes. Es decir, su rendimiento ha multiplicado por más de dos el del Ibex 35.

Casi 45.000 millones para el Ibex

La capitalización del índice se ha incrementado en algo más de 44.700 millones de euros entre las jornadas del lunes y el martes, aproximadamente un 40% de las pérdidas totales que acumula desde que a mediados de febrero comenzó el desplome de las bolsas en todo el mundo por el impacto de la pandemia del Covid-19. Un avance que difícilmente se explicaría sin el comportamiento de las entidades financieras.

La reacción de estos seis valores (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Bankinter y Sabadell) ha sido, además, notablemente pareja. Los avances de todos ellos en las sesiones de lunes y martes han oscilado entre el 24,5% registrado por BBVA y el 26,3% de Bankinter, con la excepción de Santander, que ha logrado recuperar un 29,2% y, de paso, elevar la subida media del conjunto del sector.

Mínimos de 30 años

Los logros sobre su vacuna contra el Covid-19 anunciados por Pfizer han devuelto provisionalmente la confianza a un ámbito que incluso antes del estallido de la pandemia había perdido el favor de los inversores debido al complicado contexto en el que se mueve, motivado por el escenario continuado de tipos de interés negativos.

La crisis sobrevenida por la extensión del virus y las graves medidas adoptadas por los gobiernos para frenarla ha caído como una losa sobre los bancos que ya cotizaban en sus cotas más bajas de las últimas tres décadas, presionados por unos balances que muestran una progresiva y preocupante reducción de la rentabilidad.

Caídas superiores al 60%

El panorama añadido de más desempleo, un notable incremento de la morosidad más que previsible y un descenso de la actividad económica terminan por explicar por qué la depreciación de las entidades financieras españolas cotizadas superaba el 60% desde el inicio del año. Y también circunstancias paradójicas como que la suma de sus capitalizaciones se encontrara por debajo de la de cada uno de los dos mayores valores del Ibex: Inditex e Iberdrola.

Para muestra del efecto que ha tenido la reacción de la banca en bolsa, cabe destacar que, a precios del pasado viernes, la valoración conjunta en el mercado de las citadas seis entidades que cotizan en el Ibex 35 era de poco más de 63.600 millones de euros; mientras, la suma de la capitalización de Santander y BBVA tras el cierre de la sesión del martes roza los 59.000 millones de euros.

Incertidumbre eliminada

Los expertos consideran que los avances en la vacuna abren la puerta a una mejoría del panorama macroeconómico, al menos a medio plazo, lo que elimina una de las incertidumbres que pasaba sobre el sector.

Las últimas estimaciones rebajaron las expectativas de la recuperación prevista para 2021 debido al impacto de la segunda oleada del coronavirus, que ha superado la mayoría de los pronósticos.

Valores castigados

Las noticias sobre los avances de la vacuna han repercutido de forma más notable en los valores más castigados por la crisis, un lugar que los bancos comparten con las compañías relacionadas con el turismo y la hostelería.

La mayoría de ellos cotizaban hasta finales de la pasada semana en zona de mínimos históricos, lo que también incrementa su atractivo en el caso de una vuelta a las compras en la renta variable, como ha sido el de los dos últimos días.

Destacadas en Crónica Business