Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logo de Abengoa tras una señal de tráfico / EE

Crisis en Abengoa: anuncia problemas para pagar las nóminas a sus trabajadores

La compañía de energías renovables cuenta con más de 2.500 empleados en España, de los cuales el 30% fueron afectados por un ERTE por el impacto del coronavirus

3 min

Abengoa no podrá hacer frente al 100% del pago de las nóminas de junio de sus empleados. La propia compañía ha comunicado esta realidad a la plantilla, ante la falta de liquidez que mina su estabilidad económica a la espera de acordar un nuevo plan de rescate

El grupo de ingeniería y energías renovables contaba, a finales de 2019, con 2.578 trabajadores en España, alrededor del 18,4% de su plantilla total --que supera las 14.000 personas--. Alrededor del 30% de los empleados en territorio nacional fueron afectados por el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que Abengoa activó en marzo, por el coronavirus. La compañía va recuperando su actividad, pero la débil situación económica que arrastra desde hace años le impide pagar a sus trabajadores.

Pérdidas de 517 millones

Abengoa dio a conocer las cifras del cierre de su ejercicio 2019 en mayo, con números rojos por doquier --aunque con mejoras sustanciales frente al año anterior--. Anunció unas pérdidas netas de 517 millones de euros y un patrimonio neto de la sociedad individual de -388 millones de euros, lo que lo colocaba en situación de causa de disolución

A pesar de cerrar el año con una reducción de pérdidas considerable respecto a 2018 (cuando alcanzaron los 1.498 millones), la llegada del Covid-19 ha desbaratado los planes de futuro. La emergencia económica en la que se encuentra Abengoa pasa irremediablemente por un plan de rescate

Garantía del ICO

La compañía presentó un nuevo proyecto de viabilidad económica que pasa por solicitar una financiación de 250 millones de instituciones financieras, respaldadas por una garantía del ICO. Además, detalló la petición de 300 millones de euros en líneas de avales revolving adicionales rotativas de los bancos, cubiertos por la garantía Cesce.

Abengoa necesitará alcanzar acuerdos sobre la deuda vencida de los proveedores y otros acreedores antiguos/heredados con una quita, adaptando soluciones a la situación de los diferentes proveedores vencidos y otros acreedores. Otro aspecto a añadir sería estipular con los acreedores financieros la modificación de los términos y condiciones de los diferentes tramos de deuda, incluyendo el Bono Convertible A3T, lo que podría implicar quitas y capitalizaciones inminentes o futuras de ciertas deudas.