Menú Buscar
Imagen de la agresión que ha provocado la suspensión de un portero de la discoteca Waka Sabadell / CG

Una 'disco' de Sabadell suspende a un portero tras una agresión

La empresa de control de accesos de Waka Sabadell rechaza el motivo racista y recuerda que los clientes "vendían entradas falsas y atacaron primero"

06.08.2019 11:18 h.
4 min

La empresa de control de accesos de la discoteca Waka Sabadell ha suspendido a un portero tras la agresión a un cliente que se encontraba en el suelo tras intentar acceder ilegalmente al local. La firma Bull Control, que lleva la seguridad del establecimiento, ha suspendido de empleo y sueldo a un vigilante, aunque ha rechazado una motivación racista en la pelea y ha enfatizado que los clientes "agredieron primero tras vender entradas falsas en la puerta del local".

Así lo ha explicado un portavoz de Bull Control, que ha detallado que la intervención "fue desproporcionada". Ello ha llevado a la enseña a suspender de empleo y sueldo a uno de los controladores de acceso, que "no volverá a trabajar". No obstante, la firma asegura que los jóvenes que aparecen en el vídeo difundido en las redes sociales "estaban vendiendo entradas falsas en la puerta del local". Asimismo, sostiene la empresa que "la pareja de uno de ellos golpeó a un controlador con su cinturón al negársele la entrada. No justifica lo que ocurrió después, pero lo pone en contexto". Lo que sí descarta la empresa es la motivación racista. "Uno de los porteros que actuó en la intervención es de origen indio", ha indicado un portavoz.

"Ataque de los clientes"

En conversación con este medio, el representante de la compañía ha aclarado el "contexto" del incidente ya que, bajo su punto de vista, "un vídeo en las redes sociales no muestra cómo ocurrió en realidad". Ha indicado esta fuente que los controladores de acceso actuaron "tras detectar que un grupo de clientes trataba de entrar ilegalmente en la discoteca saltando una valla que presenta una caída de cinco metros". Los empleados intervinieron "después de ser atacados con un cinturón por la pareja de unos de los clientes". Ésta persona se habría dado a la fuga "antes de volver a arremeter con una valla contra los porteros".

Todo ello admite la empresa que "no justifica una actuación desproporcionada, aunque sí la pone en contexto". Según Bull Control, el reducido grupo de jóvenes "son gente problemática, que estaban causando problemas e incurriendo en manifiesto fraude al vender entradas falsificadas" ante el negocio.

Versiones enfrentadas

La versión de la empresa de controladores de acceso, que hace hincapié en que los jóvenes que aparecen en el vídeo "eran problemáticos y agresivos" es diametralmente opuesta a la expuesta por amigos de los clientes en las redes sociales. Éstos se quejaron de una actuación presuntamente "racista" de los vigilantes, aunque admitieron que los jóvenes sí se habían colado en el Waka Sabadell.

Cualquiera que fuera la verdad de los hechos, el vídeo del encontronazo entre porteros y clientes se ha anotado miles de visualizaciones en las redes sociales, donde ha generado un agrio debate sobre intervenciones de controladores de acceso, las situaciones a las que se enfrentan éstos y los límites de las reducciones a clientes agresivos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información