Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau y el 'conseller' de Interior Joan Ignasi Elena comunican confirman que las violaciones se disparan un 31% en Barcelona con respecto a 2019 / EUROPA PRESS

Las violaciones se disparan un 31% en Barcelona con respecto a 2019

El resto de delitos bajan un 23% durante los primeros cinco meses del año, en comparación al mismo periodo de la época prepandémica

4 min

La ciudad de Barcelona ha registrado durante los cinco primeros meses de este año un aumento de un 31% de las violaciones respecto al mismo periodo de 2019, si bien el resto de delitos han bajado en un 23%.

Lo han explicado la alcaldesa Ada Colau y el conseller de Interior de la Generalitat Joan Ignasi Elena tras la Junta Local de Seguridad que se ha celebrado este jueves con el objetivo de hacer un repaso de la evolución de los datos delincuenciales de los últimos tres años y analizar la situación actual, similar a la época prepandémica por el fin de las restricciones y el regreso del turismo.

Aumentan las violaciones

Los delitos sexuales en Barcelona han aumentado en los últimos años, como ha sucedido en el resto de Cataluña. En concreto, los Mossos han detectado un aumento de un 31% de casos durante los primeros cinco meses de 2021, frente al mismo periodo de 2019. Han pasado de 87 a 114 este año. Preocupan especialmente los datos de violaciones por sumisión química, con 288 casos en el último año y medio.

Para reducir estas cifras, el cuerpo autonómico ha puesto en marcha un plan contra las violencias sexuales para garantizar la seguridad de los itinerarios entre las zonas de ocio de ocio y el transporte público.

Despliegan a los antidisturbios

Para hacer frente a los delitos contra la libertad sexual y contra los delincuentes multirreincidentes, los Mossos han puesto en marcha el Pla Estiu, el mayor dispositivo de seguridad de la última década, que incluye a la unidad de antidisturbios en el área metropolitana de Barcelona principalmente en la franja nocturna.  

La unidad de seguridad ciudadana verá incrementada su plantilla en 65 efectivos, que se sumarán a los que trabajan ya en la ciudad de forma habitual. La plantilla de la policía autonómica para este verano es de 2.991 efectivos, frente a los 2.789 de 2019, lo que supone un aumento de un 9%. Por su parte, la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) dispondrá de un millar de agentes, un 12% más que el año pasado.  

Lucha contra los multirreincidentes

Una de las tipologías delictivas que más preocupa con el regreso del turismo son los robos violentos en las calles de la Ciudad Condal. No obstante, este tipo de delitos se sitúan un 17,5% por debajo de 2019.  De enero a mayo, los Mossos y la Guardia Urbana han detenido a 744 personas relacionadas con robos con violencia e intimidación en la vía pública. Entre ellos, a los cinco multirreincidentes más activos –que acumulan 125 antecedentes-- detenidos 55 veces.

En lo refrente a los objetos sustraídos, los Mossos confirman que el botín favorito de los cacos son los bolsos (21%) seguido de los relojes (un 7,2%) y las joyas. Además, el 75% de las víctimas no suelen sufrir lesiones.