Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El incendio forestal de Lleida visto desde un helicóptero de los bomberos / BOMBERS GENERALITAT

Tres incendios continúan activos en Cataluña: más de 1.000 hectáreas arrasadas

El fuego en Artesa de Segre ya ha alcanzado unas 500 hectáreas aunque los Bomberos temen que pueda llegar a quemar unas 20.000

2 min

Tres de los seis incendios que se originaron este miércoles por la tarde continúan activos en Cataluña. El incendio forestal de Artesa de Segre (Lleida) ya ha alcanzado 500 hectáreas, aunque los Bomberos de la Generalitat temen que pueda llegar a quemar unas 20.000. Al menos 75 personas han sido evacuadas por sus llamas, que afectan a la población leridana de Baldomar. 

El fuego también sigue activo en los municipios de Corbera d'Ebre (Tarragona) y el Castellar de Ribera (Lleida), donde ha alcanzado unas 300 hectáreas respectivamente, han informado los Bomberos este jueves a primera hora.

El resto de incendios, controlados

Los incendios en Peramola, Anoves, Valldar, Ogern y Montsant están perimetrados y no peligra que puedan extenderse, han asegurado a través de su perfil oficial de Twitter. Alrededor de un centenar de dotaciones de Bomberos han pasado la noche tratando de extinguir los diversos incendios que afectan a la comunidad catalana desde ayer por la tarde. A las 7.00 han llevado a cabo un relevo de personal y se han actualizado las dotaciones. 

El cuerpo de emergencias ha cifrado en 70 las dotaciones --también medios aéreos-- que trabajan actualmente en el incendio de Artesa, 34 en Castellar de Ribera, y unas cincuenta en Corbera d'Ebre.

No hay daños humanos

Por ahora, no se ha registrado ningún daño humano. La mayoría de evacuados (55) son de una casa de colonias que se ha tenido que desalojar y que albergaba a 40 menores. A ellos hay que añadir los 20 vecinos de La Clua que han abandonado sus hogares y un número indeterminado de huéspedes de un cámping de l'Ós.

Aún así, el delegado del Govern en Lleida, Bernat Solé, sostuvo ayer en declaraciones a los medios que la situación en Artesa de Segre es de "extrema gravedad".