Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Aula de un colegio / EP

Los sindicatos docentes piden una vuelta al cole segura y bajar las ratios de alumnos

Exigen a la Generalitat que garantice la presencialidad y "no ahorre esfuerzos de cara al inicio del curso"

3 min

Los sindicatos de la educación pública reclaman a la Generalitat garantizar la presencialidad del alumnado a todos los niveles educativos y bajar las ratios de alumnos por aula a 10 en infantil y 15 en primaria, secundaria y el resto de niveles educativos.

Otras medidas que piden son el incremento de personal docente, de atención educativa y de servicios necesarios para aplicar estas ratios de seguridad manteniendo las especialidades y la atención a la diversidad.

Medidas de prevención

Asimismo, también consideran imprescindible extremar la prevención con el uso obligatorio de mascarillas a partir de los 6 años; garantizar Equipos de Protección Individual (EPI) para todos los trabajadores, así como mascarillas FFP2 y pantallas faciales; y garantizar las distancias de seguridad en las aulas. Y piden que los trabajadores vulnerables no han recibido aún respuesta de los servicios de prevención no se incorporen hasta tener toda la información sobre su situación.

En un comunicado unitario con el título "Para un inicio de curso en condiciones de seguridad", los sindicatos USTEC·STEs, CCOO, I-CSC ASPEPC·SPS, CGT, UGT y USOC exponen la serie de medidas que creen "imprescindibles para el inicio de curso" y reclaman al departamento de Educación el máximo consenso posible.

"Inaccesibles a nuestras propuestas"

En este sentido, denuncian que "la Administración se ha mostrado inaccesible a nuestras propuestas de negociación" y emplazan la consejería de la Generalitat "a no dilatar más esta situación de incertidumbre, asumir las medidas que proponemos y comprometerse a negociar". Por ello, no descartan "las formas de movilización colectiva que sean necesarias" si no se les atiende.

Su objetivo, aseguran, es "compensar las carencias vividas por el alumnado el curso pasado, salvaguardar el derecho a la educación y la salud pública y prevenir situaciones de rebrote que llevan a las puertas de un nuevo confinamiento", razón por la cual exigen a la Generalitat y al departamento de Educación "que no ahorre esfuerzos de cara al inicio de curso".