Menú Buscar
Los bomberos frente al piso incendiado en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona / EFE

Seis pakistaníes compartían el piso de 30 metros cuadrados incendiado en la Barceloneta

Por esta vivienda, situada en una planta baja y en la que residían desde hace cuatro o cinco años, pagaban unos 700 euros al mes de alquiler

3 min

Los tres jóvenes pakstaníes fallecidos esta mañana en un incendio en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona, vivían en un bajo de apenas 30 metros cuadrados junto a tres compatriotas más. De hecho, uno de ellos es el herido en estado crítico que se quemó al intentar sacarlos del interior.

Dentro de la vivienda solo había una litera, por lo que el resto dormían en colchones en el suelo, y únicamente uno de ellos tenía la documentación en regla. Otro de los fallecidos tenía una esposa, un hijo y una hija en Pakistán.

Una cueva de 700 euros al mes

Mientras los bomberos y las fuerzas de seguridad acababan sus labores en el apartamento incendiado esta mañana, decenas de hombres pakistaníes observaban compungidos la escena. Todos ellos han intentado ayudar en la extinción del fuego sin lograr salvar a sus compatriotas que, tal y como han explicado, no han conseguido salir del piso porque la puerta no se abría.


 

Tres muertos y seis heridos en un incendio en la Barceloneta / EP

 

Uno de los que más lo ha intentado ha sido el herido en estado crítico, quien se habría quemado intentando abrir la puerta desde fuera. Por este piso situado en una planta baja, en el que residían desde hace cuatro o cinco años, los seis inquilinos pagaban unos 700 euros de alquiler.

La hipótesis del origen del fuego

Dos de los fallecidos vendían cervezas mojitos en la playa mientras la tercera víctima --igual que el hombre hospitalizado en la Vall d'Hebron-- se dedicaba a llevar a turistas de una parte a otra con las características bicicletas eléctricas que se usan para este fin en el litoral barcelonés.

De hecho, según apuntan los Bomberos de Barcelona, el incendio podría haberse originado por la carga de una batería de estas bicicletas, ya que el sistema eléctrico de los bajos estaba pinchado y no contaba con medidas de seguridad.