Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una plantación de marihuana en una casa de Premià de Dalt (Barcelona) / MOSSOS

La proliferación de plantaciones de marihuana preocupa a los cuerpos de seguridad

El hallazgo de 1.389 plantas por parte de Mossos en una casa de Premià de Dalt se suma a una lista de desmantelamientos de esta misma sustancia cada vez más larga, lo que desborda a la policía

3 min

Las numerosas plantaciones de marihuana en Cataluña son un problema creciente que cada vez preocupa más a los cuerpos policiales. Prácticamente cada semana, agentes de Mossos d’Esquadra o de la Policía localizan nuevas plantas en diferentes zonas del territorio, algo que se está convirtiendo en un hecho demasiado habitual.

Una de las últimas desmanteladas por la policía catalana se ubicaba en Premià de Dalt (Barcelona), donde los agentes localizaron el pasado martes 1.389 plantas en una infraestructura preparada para el cultivo que se distribuía en cuatro habitaciones y un parking, según han informado esta tarde en un comunicado.

Un hombre detenido

Los Mossos detuvieron a un hombre como presunto responsable de la plantación. Durante la investigación, hicieron detener un vehículo que salía de la casa alquilada –en la que sospechaban que podría estarse cometiendo dicha práctica– e identificaron al conductor.

Éste reconoció que vivía allí y que en el inmueble tenía una plantación, pero ha quedado en libertad y está a la espera de ser llamado para declarar ante el juez, acusado de un presunto delito contra la salud pública y por fraude del flujo eléctrico.

Problemas con la red eléctrica

Precisamente el fraude en la instalación eléctrica es uno de los hechos que, en muchas ocasiones, alertan a la policía sobre la posibilidad de hallar plantaciones en determinadas viviendas. Los llamados invernaderos indoor de marihuana demandan una potencia que equivale al consumo de unas 80 viviendas.

Esto, sumado con el precio de la luz en máximos históricos desde hace semanas, conlleva unas facturas desmesuradas. Por ello, muchos usuarios recurren a enganches ilegales a la red general, un hecho que a menudo genera aún más problemas: cortes continuos en el suministro del resto de vecinos.

Desmantelamientos casi a diario

Rara es la semana en la que no se ejecutan el desmantelamiento de alguna plantación, pues normalmente esto sucede cada vez con mayor frecuencia. Este mismo sábado, Mossos y Policía han colaborado en la detención de un joven serbio, vinculado a un grupo criminal organizado, y han desmantelado una plantación interior destinada a la exportación hacia Europa en Mediona (Barcelona).

Los cuerpos policiales han manifestado su creciente preocupación por la proliferación de estas plantaciones, pues en esta semana ha habido al menos cuatro desmantelamientos. Temen que esta práctica conlleve la organización de nuevas bandas criminales que se dediquen a exportar en un circuito europeo consolidado, algo que cada vez ven más probable.