Menú Buscar
Una vivienda en Barcelona / RTVE

El precio de la vivienda en Barcelona se mantiene estable hasta abril

Según Idealista, una vez se supere el estado de alarma, el escenario para es de "una incertidumbre total"

3 min

El precio de la vivienda se ha mantenido estable en la ciudad de Barcelona hasta abril. Un primer trimestre en el que se ha registrado una leve disminución del 0,1%, pese a que esta cifra ni las posteriores "apenas" recogen el efecto que tendrá en la economía la crisis del coronavirus, según Idealista.

El jefe de estudios del portal inmobiliario, Fernando Encinar, ha explicado que, una vez se supere el estado de alarma, el escenario para la vivienda es "una incertidumbre total", aunque lo más probable, ha apuntado, "es que veamos notables bajadas de precios en los precios de la vivienda usada. Todo dependerá de la duración y profundidad de la crisis, además de la capacidad de recuperación de la economía española".

Bajada de precio de la vivienda usada.

En valor nominal, el precio de la vivienda usada en la capital catalana se situó en 4.111 euros por metro cuadrado durante el primer trimestre del año. Con la pequeña bajada registrada hasta abril de 2020, el precio de la vivienda en la ciudad de Barcelona es un 2,5% menos que el mismo periodo del año pasado.

En el conjunto del país, expertos del sector inmobiliario pronostican una caída de hasta un 10% en el precio de la vivienda debido al impacto de la crisis económica derivada de la pandemia. La Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI) prevé que en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla, Málaga, o Palma esa bajada en los precios será algo inferior, de un 5-7%.

Plazo de recuperación

Iñaki Unsain, presidente de AEPSI, explica que “la variación del precio de la vivienda depende, principalmente, de la evolución del empleo, el PIB y los tipos de interés. Cuando estas variables se mueven a la baja el precio de la vivienda desciende".

Una variación final del precio será mayor o menor en función del plazo de recuperación, por lo que nos encontramos ante una crisis temporal en forma de U, donde el tiempo decidirá todo. Cuanto más se alargue el parón de la economía mayor será la caída del precio.