Menú Buscar
Tumbas en un cementerio / PIXABAY

Necroturismo o por qué los cementerios son lugares con mucho encanto

Los Ángeles, Madrid, París o Londres son algunas ciudades cuyos camposantos atraen a millones de visitantes cada año

6 min

La muerte también es una excusa para viajar por todo el mundo. Lugares como Auschwitz (Polonia), Hiroshima (Japón) o Salem (Estados Unidos) reciben cada año a millones de turistas amantes del tanatoturismo. Dentro de esta tendencia que cada vez goza de mayor popularidad se sitúa también el necroturismo, una modalidad consistente en visitar cementerios que llaman la atención de los más curiosos por su arquitectura o las leyendas que sobre ellos se cuentan.

“Aunque la muerte rodee estos lugares, la realidad es que es su valor histórico el que los convierte en zonas de peregrinaje para muchos viajeros”, señalan desde Musement, que ha elaborado una selección con algunos de los cementerios más sorprendentes que pueden encontrarse en el mundo.

Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena (Madrid, España)

En España, el cementerio de Nuestra Señora de la Almudena es uno de los más destacados. No en vano, es uno de los más grandes de Europa, así como el más importante de Madrid gracias a sus más de 120 hectáreas.

Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena / WIKIMEDIA COMMONS

Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena / WIKIMEDIA COMMONS

Entre los personajes ilustres que descansan en este camposanto destacan Vicente Aleixandre, Pío Baroja, Gregorio Marañón, Santiago Ramón y Cajal, Alfredo Di Stefano o Lola Flores. A destacar también uno de sus episodios más cruentos, cuando durante la Guerra Civil más de 2.500 personas fueron fusiladas entre sus muros, incluidas las Trece Rosas.

Cementerio de Père Lachaise (París, Francia)

Al hablar de necroturismo es imposible no referenciar el cementerio de Père Lachaise, uno de los primeros en imponer un código de conducta a sus visitantes. La razón hay que buscarla en un hecho muy truculento: muchos fans de Jim Morrison se desplazaban hasta allí para mantener relaciones sexuales y consumir drogas sobre la lápida del artista.

Más de 70.000 tumbas componen actualmente este camposanto, entre ellas las de personalidades como Edith Piaf, Maria Callas, Oscar Wilde, Moliere, La Fontaine, Balzac, Colette, Gertrude Stein, Marcel Proust, Eugene Delacroix, Modigliani, Frederic Chopin…

Hollywood Forever Cemetery (Los Ángeles, Estados Unidos)

En Estados Unidos hay varios cementerios sorprendentes. Uno de ellos está situado en Los Ángeles, la ciudad de las estrellas. Se trata del Hollywood Forever Cementery, que data de 1899 y entre cuyos muros descansan estrellas como Judy Garland, Cecile B. DeMille, Rodolfo Valentino, Mickey Rooney, Tyrone Power o Chris Cornell.

Según explican desde el portal, es un buen destino para adentrarse en el necroturismo, ya que “se trata, además, de un cementerio interactivo en el que se realizan proyecciones de películas y actuaciones musicales”. Aunque los viajeros a los que no les convenza demasiado esta opción siempre pueden optar por visitar los estudios de Paramount Pictures, “ubicados al final de la calle y una visita mucho más tradicional”.

Cementerio de Arlington (Washington, Estados Unidos)

El cementerio de Arlington, también en territorio norteamericano, es quizá uno de los más famosos del planeta. En su interior se encuentran los restos de numerosos soldados norteamericanos, así como el presidente John F. Kennedy, su esposa Jacqueline, dos de sus hijos y su hermano, el senador Robert F. Kennedy.

Cementerio de Arlington / R. D. WARD - WIKIMEDIA COMMONS

Cementerio de Arlington / R. D. WARD - WIKIMEDIA COMMONS

También allí está la calificada como ‘la tumba más peligrosa del mundo’, que no es otra que la de Richard Leroy Mckinley, víctima de la explosión nuclear del reactor SL-1. “El cuerpo absorbió tal cantidad de radiación que no puede trasladarse sin la aprobación de la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos”, señalan desde Musement.

Cementerio de Highgate (Londres, Reino Unido)

Inaugurado en 1839, en el cementerio de Highgate disfrutan de su descanso eterno Karl Marx, George Michael o Michael Faraday. Un lugar caracterizado por su intensa vegetación, senderos, avenidas, mausoleos y tumbas de estilo victoriano.

Alrededor de los años 60 este camposanto fue el origen de una leyenda urbana bastante popular. Comenzaron a correr rumores que apuntaban a que Highgate era visitado por un vampiro, lo que llamó la atención de los visitantes, así como de los cazadores de vampiros y espiritistas.

Cementerio de San Luis (Nueva Orleans, Estados Unidos)

El itinerario de necroturismo finaliza en Nueva Orleans, en el cementerio de San Luis. Se ubica cerca del barrio francés de la ciudad y “es una visita interesante para quienes busquen destinos relacionados con lo sobrenatural pues en él está enterrada la reina del vudú, Marie Laveau”. Para identificar su tumba basta con buscar símbolo X que mucha gente dibuja sobre ella y que hace referencia a la vida y la muerte. “Los lunes suelen reunirse sus seguidores en torno a su tumba para hacer rituales”, subrayan los expertos del portal.