Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de Mutua Terrassa, hospital concertado con el CatSalut / CG

Mutua Terrassa obliga a los médicos 'públicos' a atender en su clínica privada

Los adjuntos de urgencias denuncian que el hospital les fuerza a visitar en Clínica Áptima pese al riesgo de "desatención"

4 min

Mutua Terrassa exige a los médicos del hospital concertado a atender urgencias en su parte privada. Los facultativos del hospital de la tercera ciudad catalana en número de habitantes alertan de que visitar en Clínica Áptima, del mismo grupo, genera riesgo de "desatención" en la ciudad sanitaria incluida en la red pública tutelada por el Servicio Catalán de Salud (CatSalut). 

Es una de las quejas desgranadas en una carta interna a la que ha podido acceder a este medio. En la misiva, los adjuntos a urgencias de la Mutua, que es centro de referencia para más de 260.000 personas en la conurbación de Barcelona, alertan de la "situación crítica" de su área. Los galenos desgranan una batería de peticiones a la gerencia de Mutua, demandas que se extienden al CatSalut, por cuanto el complejo sanitario está concertado con la gran aseguradora pública catalana. 

"Pacientes en el pasillo"

El documento advierte de "problemas graves de seguridad clínica" en la Mutua. Uno de los fundamentales sería la normalización de la "atención médica completa a los pacientes en los pasillos, incluyendo enfermos mayores, frágiles o monitorizados".

La dotación de personal es escasa, señalan, lo que genera "descontrol y confusiones" entre los galenos. De hecho, el número de sanitarios incumple las directrices publicadas por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes). Ante ello, argumentan, se impone el refuerzo de la unidad. 

"Atendemos a privados tras nuestro horario"

En el capítulo de inmobilizado, los médicos adjuntos de urgencias piden "ampliar y renovar" el área habida cuenta de su "obsolescencia". De lo contrario, deslizan, se dan casos de "atención sanitaria inadecuada y poco digna". 

Más preocupante si cabe, los sanitarios afean a la gerencia de Mutua Terrassa que los médicos del centro concertado sean forzados a trabajar las "tardes, noches y festivos" en la Clínica Privada Áptima, colindante al hospital. También son usados los profesionales en la hospitalización de urgencias y consultas externas, "desatendiendo su área". 

Inversiones en el Taulí de Sabadell

En el capítulo de personal, los adjuntos de urgencias demandan el pago de las horas extras cuando estas rebasan el máximo anual y la consideración de carrera profesional SIDP por cuanto urgencias conlleva "asistencia continua intensiva". 

La cadena de demandas la transmiten los médicos de Mutua pocos días después de que el Departamento catalán de Salud presentara un plan de inversiones por valor de 40 millones de euros en la cocapital de la comarca del Vallès Occidental, Sabadell. En esta urbe, la Consejería de Alba Vergés (ERC) elevará un hospital satélite de nuevo cuño y ampliará el llamado Frontal Gran Via del Hospital Parc Taulí, que aumenta la capacidad asistencial de la ciudad sanitaria. El centro de Terrassa también reclama recursos públicos.