Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un superdeportivo / PEXELS

Matricular un Vehículo Nuevo o Usado de Importación

Analizamos todo lo que hemos de tener en cuenta antes y durante el proceso de importación de un vehículo

6 min

Gracias a internet podemos encontrar marcas y modelos de coches, camiones y motos que antes no estaban a nuestro alcance, ya sea porque el fabricante no los comercializa en nuestro país, o porque son modelos de otros países o de difícil homologación en España. Y, además, con precios que pueden resultar muy interesantes. 

Conseguir matricular vehículos de estas características puede resultar un trámite complicado, bien por su burocracia o porque se pueden pagar impuestos de forma inadecuada y exponerte a sanciones. 

Conseguir la homologación

También se puede dar el caso de que quieras comprarte un coche deportivo americano con el que siempre soñaste, hacer el pago del mismo, importarlo y encontrarte que no puedes homologarlo, y por tanto, matricularlo aquí. 

El trámite de la homologación es una revisión previa y que según el tipo de vehículo, la antigüedad o las emisiones de CO2 puede ser lo más sencillo del mundo o algo imposible de realizar. 

Documentación Necesaria para Matricular un Vehículo de Importación

Antes de continuar con los pasos a seguir es importante tener en cuenta la documentación mínima y necesaria para poder matricular tu vehículo con un mínimo de garantías y que es la documentación que te exigirán en la Dirección General de Tráfico (DGT)

1) Ficha Técnica Original del Vehículo Importado. 

2) Factura de Compra Original (si lo compras a un profesional o concesionario de vehículos) o Contrato de Compraventa Original (este último en el caso de que lo compres a un particular).

3) DUA (o documento único de importación) donde se declarará la importación del vehículo y se liquidan los impuestos correspondientes en el que caso de que sea un vehículo de fuera de la Unión Europea (UE)

4) Impuesto de Transmisiones Patrimoniales donde liquidas el valor del impuesto que, según el municipio que residas y el tipo de vehículo, puede rondar entre el 4% y el 8% del valor bruto del vehículo (este impuesto se aplica solamente en compras entre particulares).

5) Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT), que es básicamente el impuesto de matriculación y que en función de las emisiones de CO2 estaría exento del pago (hasta 120gr), 4,75% del valor del vehículo (en vehículos con emisiones de CO2 entre 120gr y 160gr), 9,75% (entre 160gr y 200gr) y el 13.75 o 16% vehículo (si supera los 200 gr y el nuevo titular es de determinadas provincias). 

6) Impuesto de Circulación (IVTM) que depende de tu municipio y que se paga de forma anual una vez matriculado.

7) Ficha Técnica Española, ya que el vehículo a matricular deberá pasar revisión en ITV. 

8) Ficha Reducida (emitida por un ingeniero), COC (o certificado de conformidad emitido por la propia marca) o Homologación Individual (para casos de vehículos con reformas de importancia o de fuera de la UE) que es el documento necesario para que te den la ficha técnica española. 

Pasos a Seguir para Matricular un Vehículo en España

Una vez ya tenemos claros los documentos para poder matricular un vehículo en la DGT, será necesario tener en cuenta algunos puntos básicos:

1) Pasar inspección técnica del vehículo en ITV para conseguir la ficha española (si el vehículo no tiene placas temporales de un concesionario deberás sacar unas placas verdes de traslado y contratar un seguro para poder llevarlo) y aportar las homologaciones (ficha reducida, COC o homologación individual).

2) Preparar los impuestos y hacer los pagos (puede ser necesaria firma digital).

3) Solicitar cita previa en la DGT y llevar toda la documentación.

4) Con el número que te asignen, deberás sacar el seguro para poder circular y encargar las placas de matricula.

Conclusiones Finales y Ventajas de Comprar Coches de Importación 

Matricular un vehículo extranjero conlleva bastantes trámites y dominar la normativa vigente, aunque puede resultar en costes finales más económicos que adquirirlo en tu propio país. Especialmente interesante puede ser si eres coleccionista, fan de un modelo de coche en particular o incluso para empresas que adquieren flotas de camiones, grúas o vehículos especiales de otros países a unos precios que aquí no pueden encontrar.

Hoy en día existen gestorías profesionales que pueden encargarse de casi todos los trámites y evitar pérdidas económicas, incluso antes de traerlo aquí, haciendo los estudios necesarios y encargándose de la mayoría del proceso. 
¿Qué hacer en estos casos? Recurrir a gestorías especialistas con amplia experiencia en matriculación de vehículos nuevos o usados de importación. Puedes obtener más información  en la web mitalogranollers.com.

--

Contenido patrocinado