Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manteros en Barcelona sin mascarillas / CG

Los manteros regresan a las calles de Barcelona (y sin medidas anti-Covid)

Los barceloneses temen que estos vendedores vuelvan a ganar terreno aprovechando que toda la atención está puesta ahora en el coronavirus

Esther Figueroa
6 min

Los manteros regresan a las calles de Barcelona con motivo de la paulatina reactivación económica del país, y lo hacen sin medidas anti-Covid, más allá de la mascarilla, complemento obligatorio para frenar la propagación del SARS-CoV-2. Por ello, los vecinos, cansados de esta actividad ilegal (la ciudad se ha ganado el calificativo de “capital europea del top manta” en los últimos años), temen que el colectivo vaya ganando terreno aprovechando que toda la atención está puesta ahora en otros asuntos. Asimismo, denuncian que, en la situación actual, no es un comercio seguro.

Con la llegada de los primeros turistas, el top manta vuelve a estar presente en las calles y los barceloneses temen que este negocio ilegal gane terreno y se vuelva a descontrolar como en años anteriores. El último verano, las decisiones que tomó el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, contra los manteros, disiparon a los vendedores ambulantes. En este sentido, el portavoz de Amics de la Rambla, Fermín Villar, desliza que “el top manta bajó en gran proporción” en 2019. Sin embargo, el colectivo vuelve a ocupar las aceras de la capital catalana tras los meses de reclusión.

Sin medidas de seguridad

Las fuentes consultadas quieren evitar que, ahora que el consistorio que dirige Ada Colau tiene la mirada puesta en los asuntos relativos al coronavirus, se baje la guardia sobre el top manta y se pierda todo lo que se ha logrado hasta ahora. En esta línea, Héctor Guillermo, expresidente de comerciantes de Mercat de Colom, expresa que “el verano pasado fue uno sin top manta, a diferencia de años anteriores”, cuando se sucedían a diario las “batallas” con los manteros con, incluso, “insultos y agresiones”.

Pero más allá de la actividad ilícita de estos vendedores, las fuentes consultadas consideran que el top manta se podría convertir en un foco de riesgo de contagio del Covid. De hecho, según Guillermo, “los manteros no siguen ningún tipo de protocolo de higiene y su negocio puede ser un medio muy factible para que se reproduzca el virus”. Un vecino afectado, Raúl Gil, añade que estos muchachos “invaden el espacio público en grupos y la higiene brilla por su ausencia”.

Top manta Barcelona
Los manteros vuelven a llenar Barcelona / CG

Nuevos manteros

Villar añade que, “aunque lo hagan con guantes o mascarillas, el top manta es una actividad ilegal; así que no importaría si siguiesen todas las medidas higiénicas, porque aún seguiría siendo ilegal”. De todos modos, resulta imposible que estos puntos de venta cumplan con las precauciones que sí implantan los comercios legales, que siguen a rajatabla los criterios higiénicos.

Con todo, los empresarios de Barcelona, que llevan años conviviendo con el top manta en la ciudad, aseguran que a los manteros de este verano no los habían visto nunca. Carlos Manresa, presidente de la zona de Palau de Mar, explica que “son nuevos y no respetan porque no conocen cómo funcionan las cosas”. A esto se suma Héctor Guillermo, que declara: “Estos manteros no son los habituales y no saben cómo estaba antes la ciudad, así que necesitan que alguna autoridad les diga que lo que hacen no puede llevarse a cabo”.

El papel de Ada Colau

Una nueva oleada de top manta podría provocar que la situación entre los comerciantes y los manteros se vuelva tensa, como en años anteriores. Sobre esto, Fermín Villar expresa: “Intentan volver a situarse en la ciudad y debemos estar atentos para que no cojan lugar de nuevo”.

Asimismo, según Guillermo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, es “la máxima culpable” de la situación actual de la ciudad con el top manta. Los vecinos expresan que en todo el mandato se podría haber hecho mucho más para acabar con esta venta ambulante ilegal, pero no se hizo.

El consistorio se defiende

Algunos barceloneses definen a Ada Colau como una alcaldesa “muy permisiva” con el top manta y sin intención de eliminar esta actividad que llena puntos céntricos de Barcelona en la temporada del año cuando la ciudad acoge más turistas extranjeros. Héctor Guillermo confiesa con enfado: “Cuando teníamos alguna disputa con los manteros, el ayuntamientos nos decía que mirásemos hacia otro lado”.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona se asegura que el problema del top manta en la actualidad “es mucho menor del que había el año pasado y no solo hablando de la zona centro, sino también de las playas o de otros sitios turísticos como el Park Güell”. El consistorio asegura que “si la Guardia Urbana se encuentra con algún vendedor ambulante, se le sanciona por estar realizando una actividad no permitida en Barcelona”.