Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una locomotora de mercancías de FGC operada por Cargometro / WIKIPEDIA

La locomotora de FGC accidentada en Vila-seca volvía de hacer un mantenimiento

El maquinista avisó a Adif de que se había quedado sin frenos y no podía parar en un semáforo para evitar la colisión con el tren de Rodalies Renfe

3 min

La locomotora de Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC) que chocó con un tren de Rodalies Renfe este domingo por la noche en Vila-seca volvía de hacer un mantenimiento de perfilado en sus ruedas, tal y como ha informado varios medios locales de la zona de Tarragona. Se trata de un procedimiento habitual para evitar su desgaste y que se realiza de forma periódica. Con todo, alimenta los primeros indicios de que el origen del choque está en un fallo en su funcionamiento.

Mossos d’Esquadra y Adif aún investigan los hechos, pero ya se ha avanzado que fallaron los frenos de la locomotora de mercancías. El propio maquinista avisó a Adif de que este problema le impedía frenar en un semáforo que tenía cerca y que, si no encontraban una alternativa, se iba a estrellar contra el convoy de pasajeros.

JxCat acusa al Estado

El centro de mando no pudo comunicarse con el maquinita del tren de Rodalies para comunicarle que debía parar el recorrido ni pudo cambiar una aguja de la línea que hubiese impedido que la locomotora de FGC saltase a la vía que estaba ocupada por el regional. Hecho que llevó al choque que ha dejado 29 heridos, seis de ellos de gravedad.

Unas treinta personas han quedado heridas en el accidente de trenes en Vila-seca / EFE - Quique García
Unas treinta personas han quedado heridas en el accidente de trenes en Vila-seca / EFE - Quique García

Desde el operador ferroviario de la Generalitat han pedido tiempo para sacar conclusiones sobre el siniestro. Reclaman disponer de toda la información de la investigación que está en marcha antes de señalar culpables. Con todo, la delegada del Govern en Tarragona, Maria Teresa Pallarès Piqué (JxCat), ya ha acusado al Estado de ser el culpable del choque por la falta de inversión en infraestructuras ferroviarias.

Alianza entre FGC y Captrain en Cargometro

La locomotora que no pudo frenar está operada por Cargometro, sociedad participada en un 51% por FGC y el otro 49% por Captrain. Cuenta con una licencia ferroviaria y es esta última sociedad la que se encarga de contratar a los maquinistas de mercancías. La alianza empresarial cuenta con un contrato desde 2010 para transportar los componentes de los vehículos de Seat entre las factorías de la Zona Franca y Martorell.

Alquila el material móvil a FGC y encarga a Captrain la circulación de los trenes y su conducción, maniobras y la gestión de la sociedad. Por este motivo, la validación de los frenos de los trenes de mercancías corren a cargo del operario de la Generalitat.